Siempre me preguntan “Marielys, ¿cómo hiciste para estar donde estás ahora, después de haberlo perdido todo en medio de la crisis y haberte quedado en la calle y sin nada?"

La respuesta es que me decidí a emprender, y es cierto que no fue fácil, pero lo logré.

En el camino cometí errores, y por eso ahora puedo ayudarte a no cometerlos.

Entonces, ¿cuáles son para mí los errores que no debes cometer cuando quieres tener éxito?

Acá se los presento:

 

Error #1 Creer en fórmulas mágicas para ganar dinero rápido.

Primero que nada quiero decirles que no existe una fórmula mágica para llegar y crear lo que yo he vuelto a crear.

La razón es simple: cuando lo has creado una vez, lo volverás a crear siempre, pero no es una fórmula mágica, ni se logra de la noche a la mañana.

La gente solo ve el resultado y no ve el trabajo, ni las horas invertidas. En mi caso, me ha costado 6 años llegar a este nivel y si me preguntas: ¿fue fácil? La respuesta es: NO LO FUE, pero ha valido la pena y lo volvería a hacer las veces que sean necesarias.

Los líderes tenemos una misión de vida clara y un Dharma que cumplir, no nos dejamos vencer ni espantar por las circunstancias, porque nosotros no somos nuestras circunstancias a menos que tú así lo asumas: yo no soy mis circunstancias.

Emprender es para valientes con ganas de trabajar, los flojos no tienen cabida en el mundo del emprendimiento.

Yo paso 24 horas al día, 7 días a la semana, ocupada con mi negocio, y solo tengo unas horas libres para dormir, y así me gusta porque yo no siento mi misión de vida como una carga, para mí esto es un compromiso que tengo con la humanidad pero primero que todo conmigo misma.

Mi misión de vida es para mí una bendición, y las horas que paso trabajando no las siento como trabajo.

Cuando me pasa que me siento cansada, oigo a mi cuerpo y simplemente me paro a descansar y sigo al día siguiente. Y es que debo decirlo muy claro: soy la dueña de mi tiempo y eso sí me lo da el ser emprendedora.

No creo en esa gente que emprende con mentalidad de empleado, y solo lo hacen para ganar un dinerito extra, pues yo soy ambiciosa y no me conformo con la mediocridad, me gusta la excelencia total.

Los mediocres critican la ambición y el lujo, por eso son mediocres. Nuestro estado natural es de abundancia y prosperidad, solo hay que ver la naturaleza para ver la representación de abundancia.

“Solo la repetición hace al maestro“

 

Error # 2 Pensar que ya lo sabes todo

Generalmente quienes piensan que lo saben todo, en verdad es que tú no sabes lo que tú no sabes.

Esto sucede porque eres ignorante inconsciente.

Asumir que porque hiciste algo o viste algo una vez ya lo sabes hacer, o ya sabes todo, es uno de los errores más graves que se comenten a la hora de emprender y querer ganar dinero.

La razón es simple: el éxito y la grandeza como emprendedora, se logra solo con la práctica a diario. Esto no es algo que se aprende así no más en un día, ni en dos, ni en tres. El ego hay que mantenerlo controlado; porque siempre te va a hacer creer que no necesitas nada ni a nadie, la verdad es otra.

La humildad siempre debe estar presente en nosotras.

Tengo más de 25 años desde que comencé a emprender, nunca he trabajado para un jefe, vengo de una familia de emprendedores, mis amigos y relaciones de toda la vida son emprendedores y empresarios, para mí emprender es un estilo de vida y no conozco otro, ¿y sabes qué?

“Yo solo sé que no se nada”. (Sócrates).

Y como yo sé que no sé muchas cosas, sigo invirtiendo en seminarios, programas, mentorías, cursos, etc., porque de cada formación aprendo algo.

Para mí no formarme es igual a no avanzar y no crecer. Y asumir que aprenderé sola a hacer algo que no sé hacer, sería entupido de mi parte. Para eso hay expertos que te acortan el camino y a mí me gusta la excelencia y la comodidad, así que si lo puedo aprender de alguien que ya lo ha hecho, que tiene experiencia y está donde yo quiero estar, pues para allá me voy de cabeza.

¡No necesito inventar la rueda porque ya está inventada!

“Tú no sabes lo que tú no sabes”

 

Error #3 No tener objetivos claros, no saber qué quieres ni a dónde quieres llegar.

Tú no puedes ir a un aeropuerto con dinero para pagar y comprarte un ticket si tú no sabes hacia dónde quieres ir, ni a dónde quieres llegar, ¿cierto?

Mucho menos puedes emprender de esa manera, porque si lo haces estás condenando tu negocio al fracaso.

Sin un objetivo claro y concreto, lo más seguro es que vayas a parar a donde no te gusta estar y eso solo lo podrás evitar marcándote metas y objetivos muy claros.

 

Error #4 No estar dispuesta a pagar el precio que hay que pagar para poder tener éxito.

Si no te ha gustado esta frase, ya puedes tener idea de que no lo quieres pagar.

¿Eres de las que dices “yo quisiera tener esto y aquello”, pero no estás dispuesta a hacer lo que tengas que hacer para lograrlo?

¿Es así?

Pues así no funciona.

No puedes obtener el Premio si no has hecho todo lo que tienes que hacer para lograrlo.

¿Quieres obtener riqueza, libertad financiera pero no estás dispuesta a hacer lo que tengas que hacer?

Esto incluye sacrificios, y cambiar tu vida si es necesario.

Puede que sea verdad que no podemos obtener todo lo que deseamos en la vida, pero sé que podemos obtener tanto como sea nuestro propio compromiso con nosotras mismas, y que podrás llegar muy lejos si así lo has decidido y elegido.

A menudo veo y oigo a lindas mujeres con unos deseos y unos proyectos hermosos, pero sin el deseo ardiente que las quema por dentro para perseverar.

Yo desde pequeña supe que quería ser una mujer de negocio, y estaba dispuesta a hacer lo que fuese para lograrlo, en eso no he cambiado nada, he trabajado duro por años y como resultado estoy donde estoy ahora.

No es casualidad ni suerte, simplemente es que estoy dispuesta a pagar el precio que haya que pagar para poder vivir la vida de mis sueños. Así como yo, los emprendedores más famosos y conocidos del mundo también han pagado el precio del éxito.

¿Y tú, estás dispuesta a pagar el precio que sea necesario para lograrlo?

 

Error #5 Las excusas

“Si tus excusas son más grandes que tus sueños, nunca los podrás hacer realidad”.

La gente que nunca llega a tener el éxito que quisieran tener, o que se sienten victimas de todo, tienen algo en común: todas esas personas están llenas de excusas para justificar su fracaso.

“Si tuviera dinero todo fuera diferente”, “si tuviera más tiempo”, “si mis hijos estuvieran más grandes”, “si mi marido me dejara”, “si no trabajara por cuenta ajena”, “si las circunstancias fueran mejores”, “si tuviera más suerte”, y así formulan excusas.

Si tú no tienes el coraje de ver tu realidad y ser honesta contigo misma acerca de tus autosaboteos, te llenas y te desbordas con tus propias excusas para no tomar la responsabilidad de tu vida en tus manos.

Si quieres tener éxito en los negocios, te queda un camino de millones de kilómetros para recorrer, y tú eres la única que tienes que recorrer ese camino. Todo comienza por dar el primer paso.

¿Te gustaría aprender a diseñar la vida y el negocio de tus sueños? Todo esto y mucho más encontrarás en mi programa: DLVDT.

Bendiciones,

Marielys.