MArielys Ávila

MArielys Ávila

Cómo iniciar correctamente en el mundo de las ventas

[et_pb_section fb_built=”1″ admin_label=”section” _builder_version=”3.0.47″][et_pb_row admin_label=”row” _builder_version=”3.0.48″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”][et_pb_column type=”4_4″ _builder_version=”3.0.47″ parallax=”off” parallax_method=”on”][et_pb_text admin_label=”Text” _builder_version=”3.19.7″ background_size=”initial” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat”]

Cómo iniciar correctamente en el mundo de las ventas

            Ser una buena vendedora es ser una emprendedora exitosa. Como he dicho en artículos anteriores: el alma de tu negocio es la venta. Es por ello que toda emprendedora debe procurar ser buena en el arte de vender. Sin trampas, con sinceridad y con empatía. Para ser una buena vendedora primeramente debes tener un buen producto para ofrecer. Así que asegúrate de que tu producto o servicio le agregue un valor importante a tus clientes. De esa forma tu producto o servicio será irresistible, tan solo debes saber presentarlo correctamente.

Encontrar el cliente ideal y hacer una conexión y relación valiosa con tu cliente depende de ti. De tus habilidades. Evita a toda costa ser un vendedor agresivo, desarrolla la empatía y actúa desde tu mentalidad de abundancia. A continuación mis consejos.

Consejo # 1: Escucha a tus clientes

Existen mercados en los que te sumerges y encuentras vendedores que no paran de ofrecerte algún producto. Hablan, hablan y hablan. No te permiten expresar lo que buscas. Te ofrecen como al azar toda clase de producto. Eso es un error. Una vendedora exitosa es aquella que escucha a su cliente para poder desarrollar empatía. Debes saber cuáles son sus deseos y qué está buscando. De esa forma sabrás qué ofrecerle y si lo que tienes para él se ajusta a su necesidad. Presta atención a tus clientes y así podrás tener tu cliente ideal.

Consejo # 2: Conoce tu producto a la perfección

Totalmente importante. Para enamorar a tu cliente debes enamorarte tú primeramente. Debes saber los detalles de tu producto o servicio, debes estar convencido de sus beneficios. Lo que pienses de tu producto es lo que proyectarás al hablar de él. Así que convéncete de sus atributos y bondades, de cómo ha cambiado tu vida y te ha agregado valor.

Consejo # 3: Establece un precio justo

Esto es imprescindible. Y aquí entra la mentalidad de abundancia. Abandona y vence el temor de cobrar lo justo. Evita minimizar el costo de tu producto por miedo de no venderlo. Las personas pagarán lo que vale tu producto porque le dará valor a sus vidas. Debes asegurarte de que cada venta deje las ganancias necesarias para tu abundancia y para mantener el ciclo de tu negocio y su expansión. Así que establece el precio real, sin menospreciar el valor.

Consejo # 4: Aprende a hacer el cierre del negocio

Cerrar la venta es la finalidad de todo ofrecimiento. Enamorar a tu cliente ideal debe ser tu objetivo principal. Cuando tu cliente se enamore de tu producto deberás cerrar la venta, es decir, concretarla. Evita ser invasivo o agresivo. Debes hacerlo con elegancia, destreza y empatía. El cierre de la venta debe darse como resultado de tu conexión con tu cliente. Después de establecida la conexión atrévete a ofrecer el contrato

Consejo # 5: Mantente en contacto con tus clientes

Como en las relaciones amorosas y apasionadas, después de establecer una conexión con tu cliente ideal, debes mantener el romance. Debes mantenerte en contacto. Debes preguntarle cómo le va con el producto o servicio, cómo se siente, cuál ha sido el valor que le ha agregado tu producto o servicio a su vida. De esa forma lo consolidarás como tu cliente. Siempre que un cliente vuelve a contratar tu producto o servicio indica que lo estás haciendo bien.

Estos consejos forman parte del material que continuamente desarrollo en mis cursos y en mis sesiones de coaching. Si quieres aprender más, puedes solicitar una llamada de descubrimiento, es completamente gratuita. Para solicitarla haz clic al botón naranja.

Bendiciones,

Marielys Ávila

botonllamada

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]