gg
MArielys Ávila

MArielys Ávila

Cómo ponerle precio a tu certificación online

Esta pregunta es una de las más difíciles de respondernos a nosotras mismas ¡La pregunta de las cien mil lochas! ¿Qué precio le pongo a mi certificación online?

Pues bien, partimos de la idea de que ya has tomado la decisión de crear tu certificación online o estás pensando seriamente en hacerlo, pero no sabes si vale la pena ya que no estás segura de cuánto dinero vas a ganar con él.

Entiendo perfectamente que este es un tema que, a la gran mayoría de ustedes, a menudo les produce mucho estrés, confusión y dolores de cabeza.

En realidad, esta es una pregunta difícil de responder y a la que siempre le damos las mil y un vueltas preguntándonos a cada rato ¿será que esta bien el precio que le he puesto a la certificación online? ¿Y si el precio que le puse influye como no quiero en la compra de mi programa de certificación o mentoría?

Y la verdad mi querida amiga esta no es una decisión trivial, sino todo lo contrario. Esta es una de las decisiones más importantes en la vida de toda emprendedora, y es cómo poner el precio adecuado a tus servicios porque después de todo el esfuerzo y trabajo que tuviste no es darle cualquier monto a tu conocimiento y ya.

Darles un valor monetario a nuestros servicios online no es nada fácil. Sin embargo, no te agobies por eso, lo que si te puedo decir es que no hay un tabulador o una fórmula mágica. Yo no puedo decirte exactamente el precio que debes ponerle a tu certificación online, pero lo que sí puedo y voy a hacer es ayudarte a determinar qué factores influyen en este aspecto para que tomes la mejor decisión posible. Por eso te recomiendo.

1.  No te bases en la duración de la certificación, programa o servicio, básate en los resultados que van a obtener

2. Haz un estudio de mercado y mira lo que está cobrando la competencia para que tengas una idea de cómo está el mercado, no para que te copies de nadie

3. Enfócate en la transformación que van a obtener tus clientes con tu certificación/ programa o servicio.

4. Valida el precio de tu certificación creando una versión beta y testea al mercado cuánto están dispuestos a pagarte. Prueba con diferentes precios.

Cuando una persona está interesada en matricularse en tu certificación, es porque desea adquirir conocimientos que le ayuden a mejorar en algún aspecto de su vida personal, profesional o ambas.

Por lo tanto, el valor agregado en una certificación es muy alto, porque no estás dando algo con fecha de vencimiento, le estás entregando a tus clientes algo que ellas pueden aprovechar para lograr resultados duraderos en sus negocios.

Pongamos un ejemplo, digamos que tú eres coach y estas decidida a lanzar tu primera certificación y el temario es:

Técnicas de meditación para conectarte con tu negocio

Cómo conseguir sus primeros clientes a través de las redes sociales

Cómo perder el miedo y hablar bien en público

Cada uno de estos temas promete una potencial transformación y le demuestras con claridad a tus alumnas a través de ese cambio que las llevarán a un antes y un después de haberse certificado contigo.

Al entender esto estas entendiendo que tu certificación es mucho más que ese contenido que creaste. Hay muchísimo valor agregado en este material que construiste y, por lo tanto, no debes tener miedo de ponerle precio a tus certificaciones en línea, porque para tus alumnas valdrá la pena hacer la inversión.

NO TENGAS MIEDO DE COBRAR

Cuando buscas cursos en línea la competencia de precios es increíble, es más hasta los hay gratuitos, pero déjame decirte que la gran mayoría (por no decir todos) son cursos pregrabados, automatizados y genéricos. ¡No te puedes dejar confundir! y tienes que estar muy atenta con eso porque no es lo mismo dar una clase magistral sin costo alguno, hacer un reto gratuito a que te ofrezcan una certificación completa y totalmente gratis, eso querida es una oferta engañosa, ¡no caigas en esa trampa tan antigua!

¿Qué pasa si decides ponerle un valor muy barato a tu certificación?

1.  Tus alumnas no se lo tomarán en serio y no dedicarán el tiempo y el esfuerzo necesario

2.  Atraerás clientes que solo buscan pasar el tiempo y no estarán verdaderamente comprometidas.

3.  Es muy probable que te lleguen clientes conflictivos y desinteresados.

4.  Los clientes que buscan cursos muy baratos te consumirán tu tiempo y tus energías 

Cuando buscas cursos en línea la competencia de precios es increíble, es más hasta los hay gratuitos, pero déjame decirte que la gran mayoría (por no decir todos) son cursos pregrabados, automatizados y genéricos. ¡No te puedes dejar confundir! y tienes que estar muy atenta con eso porque no es lo mismo dar una clase magistral sin costo alguno, hacer un reto gratuito a que te ofrezcan una certificación completa y totalmente gratis, eso querida es una oferta engañosa, ¡no caigas en esa trampa tan antigua!

Energía

Tiempo en prepararte y especializarte en un tema en específico.

Invertir cierta cantidad de dinero en formación permanente y actualizada para ayudar a tu nicho

Varias semanas planificando y redactando el contenido de la certificación.

Otros días más en hacer tus presentaciones para tus alumnas.

Organizar toda la logística para que todas las que se inscribieron participen sin ningún contratiempo

Has trabajado un mes en organizar todo esto y por miedo a que no te lo compren decides venderlo en 10€ estando consciente que todo ese contenido único y de gran valor está demasiado barato, y entonces solo se te inscriben 10 personas…al final del día vas a estar agotada y completamente frustrada porque tanto esfuerzo no lo valoraron y es cuando te preguntas ¿valió la pena?

Ahora mira este otro escenario, con las mismas condiciones, pero esta vez ofreciendo tu certificación solo a un pequeño grupo de 10 personas y a un costo de 500€, tus clientes van a percibir:

•.  La oferta es muy tentadora

•.  Se van a sentir especiales, VIP

•.  Estarán comprometidas a aprovechar tu certificación

•.  Sentirán que es algo personalizado

¿Viste la diferencia? Mismo esfuerzo, menos horas de trabajo, mayor facturación.

La importancia de aportar valor

Este acceso al conocimiento que solo tú les das es lo que estaban buscando, y por eso es que te han escogido a ti, a ti como profesional, como persona, que les permitirá acceder de una manera u otra a una mejor vida ya sea personal o profesional. Y en el momento que las personas perciban el valor de tus certificaciones para su negocio lo verán como una inversión y no como un gasto, y cuando esto pasa déjame decirte que ya has superado el 1er paso porque tus clientes en este punto estarán más que dispuestas a pagar por tu certificación.

Este tip es primordial que lo tengas siempre presente “Es mucho más fácil calcular el precio que debes corar si tu transformación implica ayudar a tus alumnas a ganar más dinero” ¡ellas sin dudas te lo van a agradecer!

Entonces, para resumir, te digo que tienes que colocar el precio de tu certificación en función al valor que estás brindando y de la transformación con la que estas ayudando a tus alumnas.

Después de todo, les estás entregando conocimientos y experiencia que solo tú puedes aportar.

Y es que hablando claro ¿A quién no le gustaría aumenta tus ventas y posicionase como experta?

Tal vez tienes un tiempo ofreciendo tus servicios uno a uno y grupales, pero ya es hora de escalar con tu negocio y esta es tu oportunidad para lograrlo

Es muy claro que quienes compran una certificación online quieren obtener un resultado rápido al finalizar el curso que tú impartes. Tus alumnas están buscando una transformación en sus vidas:

•.  Un mejor trabajo,

•.  Un mejor estado de salud

•.  Una mejor relación con su pareja o hijos, etc…

Ya alcanzaste tu sueño.

Llegaste a algunas de tus metas y objetivos.

Estás cumpliendo tu propósito.

¡Y eso es maravilloso!, pero te mereces mucho más, tu negocio al igual que tú necesitan seguir adelante y evolucionar, tú tienes que ser una mujer ilimitada. Por eso te invito a que ingreses en este enlace y descubre otro abanico de posibilidades que te harán continuar con tu sueño y lograr los objetivos que aún te faltan.

Si quieres lograr cosas nuevas tienes que hacer cosas nuevas, brindarles a los clientes las soluciones que necesitan y el crecimiento personal y laboral es uno de ellos

Que me dices ¿quieres seguir expandiendo tu mente y tus conocimientos? Recuerda que solo tus pones tus límites.

Éxitos e infinitas bendiciones

Marielys Ávila.