gg
MArielys Ávila

MArielys Ávila

Deja a un lado tu miedo a emprender

Querida, el miedo es un sentimiento común en todos los seres humanos, enfrentarse a lo desconocido hace que aflore esta sensación porque tendrás que afrontar muchos retos, cosas distintas que nunca has hecho y que te han dicho que es difícil.

El miedo a emprender surge ante lo que tu percibes como riesgo, que en algunas ocasiones no es real en tu presente y como futuro incierto, va a depender de las acciones que tomes en cierto momento y es ahí cuando sientes esa sensación desagradable y te detienes por completo.

Sin embargo, en algunas ocasiones el miedo es real, porque está alineado con la dimensión de la amenaza, pero amiga créeme que en la mayoría de los casos no lo es.

El miedo es una emoción negativa que nos hace dudar de nuestras capacidades para emprender, aunque sepamos que estamos preparadas y tenemos las herramientas, el miedo hará lo imposible por dominarte.
El que te diga que no ha tenido miedo te está mintiendo.
Cuando emprendemos o vamos a comenzar a emprender tenemos muchísimos miedos…

Tipos de miedos

Y pare usted de contar…
Ser emprendedora es vivir constantemente fuera de la zona de confort.

El miedo siempre va a estar ahí, y aunque no lo creas es un gran acompañante y en tus manos esta dejar que él te domine o lo observas, lo respetas y continúas hacia adelante porque solo tú tienes ese poder.
El miedo puede ser muy sano, cuando estás en una situación en donde tu vida depende de esa decisión.
Por ejemplo: si estás en África en medio de una sábana aparece un león, por supuesto que debes de tener mucho miedo, ese miedo quizás te haga sobrevivir.
Sin embargo, a la hora de emprender es otra cosa, porque tus miedos solo te van a paralizar, vas a sufrir de parálisis por análisis y no vas a avanzar.
Desde la parte espiritual tu ego te quiere proteger y ¿por qué lo hace?
Por miedo a esos miedos infundidos que hemos arrastrado de nuestros antepasados y que muchas veces son ilógicos

Recuerda que el miedo se alimenta del miedo

Cuando estás en el miedo te vas a quedar en tu zona de confort y estando en tu zona cómoda no vas a crecer.
El no tomar acción es lo que alimenta al miedo. Mientras tú estés imaginando otras realidades, muy cómoda desde tu sofá en tu casa, cariño
el miedo seguirá controlando tu vida.
Puede ser que en este momento quieras iniciar un emprendimiento, mudarte a otra casa más grande, cambiar de coche, terminar una relación que no te funciona… ahora bien, dime algo

Te puedo asegurar querida, que quien te lo impides seas tú misma. Tal vez la mayor barrera entre tú y tu deseo de cambio ni lo puedas ver,
pero es increíblemente fuerte.
Y seguramente esa barrera está solo en tu mente. ¿Sabes por qué?
Porque lo más seguro es que la barrera sea tu miedo

Hazte estas preguntas y descubre si tienes miedo

Pregúntate a ti misma:

Detén por un instante la lectura y reflexionemos
¿Qué es lo que no estás haciendo hoy por tener miedo?
¡Exacto! el problema comienza cuando tus miedos te controlan. Cuando tú dejas de ser la dueña de tu vida, para ser la esclava de tu s
miedos.
Querida los miedos que albergamos dentro de nosotras son más imaginarios, que reales. Sin embargo, solemos darle mucho poder, los
alimentamos de más miedos y es ahí cuando él toma el control y eso no lo debemos permitir.
Ponerte constantes excusas y justificaciones para mantenerte segura, te mantendrá en una zona donde nada te va a pasar, si es cierto…pero tampoco nada nuevo te sucederá.

Tu misión debe ser más grande que tus miedos.

Estoy segura de que tu no quieres fracasar en tu negocio y si lo analizamos bien el miedo que sientes a la hora de emprender no es más que el miedo a una situación que puede ocurrir en el futuro, lo que pasa es que el miedo no te deja distinguir todas las opciones positivas que tiene
el emprender tu propio negocio, porque te está paralizando y no te deja tomar acción.

Cuando esto te pase solo tienes que ser consciente de ello.

Te invito a que te detengas unos segundos, respira profundamente concentrándote en tu respiración y pregúntate si ese miedo es real, y vas a ver que no lo es.

Siempre te digo que cada vez que visualizamos algo en nuestra mente, nuestro cerebro reacciona como si realmente lo estuviésemos viviendo.

Así que cada vez que te pasen por la cabeza imágenes de una situación que te lleven al fracaso, cambia estas por imágenes por otras con el mejor escenario para ti, el más exitoso, el deseado, el que en realidad tú te mereces y esfuérzate en visualizarlo y repetirlo continuamente en tu
mente.

No le tenga s miedo al fracaso, recuerda que los fracasos son la forma de encontrar el éxito, y prueba de ello es que la mayoría de grandes emprendedores, empresarios, científicos, etc., consiguieron el éxito después de decenas o cientos de pequeños fracasos.

¡No seas presa de tus miedos! Recuerda siempre que:

Toma acción y emprende en ese negocio con el que tanto sueñas, visualízalo como un todo, avanza que nada de tenga.