Las vibraciones positivas tienen un poder extraordinario. Toda tu vida depende de tus pensamientos. Tu vida financiera, amorosa, familiar, laboral, tu emprendimiento, tu salud. TODO depende de tus pensamientos.

Los pensamientos emiten vibraciones, y estas van hacia diversas direcciones. Es como cuando, por ejemplo, tomas una piedra pequeña y la lanzas a un río. Esa pequeña piedrecita produce ondas que van expandiéndose. Con esta metáfora podríamos decir que tu vida es el río y tus pensamientos son piedras que lanzas y hacen que ocurran ondas que se expanden a todas direcciones.

Los pensamientos originan vibraciones, y estas viajan conectándose con otras vibraciones que son similares, y esa conexión origina cambios en tu vida, a tu alrededor. Estos cambios pueden ser buenos o malos, dependiendo de qué es lo que piensas.

Vives lo que atraes, ¿por qué vibrar positivamente?

Es por eso que continuamente digo que tú atraes lo que vives. Todo lo que tienes o no tienes es producto de tu poder de atracción. La frecuencia en la que vibras define qué atraes a tu vida, porque recuerda: tus vibraciones se conectan con otras similares. Si tienes pensamientos de escasez, estás atrayendo escasez en todos los ámbitos. Por eso a veces te preguntas ¿por qué me va mal si yo quiero que me vaya bien? Es posible que tengas la intención, pero tus pensamientos no son coherentes con tu intención y tampoco tu acción.

Las personas negativas atraen negatividad, las personas positivas atraen prosperidad. Este es un principio universal. Y esto aplica también a las relaciones, amistades, a tu vida cotidiana.

Para aprovechar el poder de vibrar positivamente, debes tener bien claro que solo hay dos tipos de vibraciones: positiva y negativa. Tanto tus pensamientos, como tus estados de ánimo, emociones, sentimientos, emiten uno de estos dos tipos de vibraciones. Si por ejemplo piensas en la palabra odio, verás que es un pensamiento negativo, si piensas en la palabra amor, verás que es un pensamiento positivo y emite vibraciones positivas.

La importancia de las relaciones

Hay personas que se empeñan en tener relaciones con personas negativas. Algunas piensan “no lo soporto”, pero no pueden evitar tenerlo a su lado. ¿A qué se debe esto? A que inconscientemente atraen lo negativo y de esa manera siguen sintiéndose cómodas con una relación dañina. Suena contradictorio, pero si observas a tu alrededor te darás cuenta que sucede.

Otra cosa muy importante que tienes que aprender es que si tienes pensamientos de celos, de miedo o resentimiento, de venganza o culpabilidad, emites vibraciones negativas al Universo y atraes todo lo que vibre en esas mismas emociones. Así te verás encerrada en un círculo extraño y que no te beneficia. ¿No has escuchado decir “es que ellos tienen una relación de amor y odio”? Es decir, se tratan mal y están juntos. Eso no es sano, pero las personas se acostumbran a eso por las vibraciones que emiten y por consiguiente lo que atraen.

Si hoy estás viviendo situaciones negativas, se debe a que has estado vibrando de esa manera. Eso quiere decir que tienes el poder de transformar tu realidad. El poder de las vibraciones positivas, de tu pensamiento. El poder está en ti, solo debes comenzar a vibrar amor, bondad, abundancia. Voy a proponerte que te hagas consciente de tus pensamientos, que tomes control de lo que piensas. Que te concentres en el amor, en sentimientos positivos, que te hagan sentir plena, que te produzcan alegría. Verás cómo tu vida comenzará a cambiar.