gg
MArielys Ávila

MArielys Ávila

Encontrarte a ti misma y vivir de ello si es posible

Querida amiga quiero comenzar este blog con pequeño ejercicio, respiremos juntas haciendo 3 inhalaciones profundas y conéctate con tu consciencia… ¿Estas lista? ¡Perfecto!

Quiero que te respondas a ti misma y con toda sinceridad estas preguntas:

Seguramente te ha costado trabajo responderte a ti misma, porque ser sincera consigo misma es muy difícil, el ego manipula a todas las
personas y las hace dudar de sus cualidades y pone en una cuerda floja todo el potencial que llevan consiguió, y ¿sabes por qué?

Porque al ego no le gusta salirse de su zona de confort, no le gusta que veas más allá de lo que tienes en frente, el ego se siente incómodo cuando descubres que puedes hacer más cosas de lo haces ahora.

Cuando estoy en las mentorías y le hago esta pregunta a mis clientas, la mayoría de ellas responden que no tienen ni idea de cuál sea su misión de vida y que nunca se lo han planteado, otras me dicen que su misión es ser felices y ayudar a todo aquel que las necesita y hay otras que me
dicen “Marielys, cuando tenga la respuesta seré feliz”

Siempre he creído que la misión de vida de cada persona es la que ella misma le dé porque cada quien encuentra la felicidad a su manera, pero también es cierto que cuando te sientes útil ayudando y poniéndote al ser vicio de otros, es muy satisfactorio desde cualquier punto de
vista.

Hagamos este ejercicio, para que tengas más claro cuál es tu misión de vida, respóndete esto:

Lo creas o no, todas las respuestas siempre las has tenido frente a ti solo que te daba miedo verlas, ya estas ayudando a muchas mujeres
con tus conocimientos, pero aún no crees que lo haces, tú tienes la manera en que les brindas ayuda a esas mujeres que confían en ti y que desde tu experiencia y conocimientos les das las herramientas que ellas necesitan para encontrar la solución a sus problemas.

Tú tienes el privilegio de tener un gran poder donde lo que haces, lo haces por el simple de hecho de ser tu misma, qué te saca una sonrisa sin condiciones, sin esperar nada a cambio.
Tú haces esa labor que te sale tan natural, sin la necesidad de tener que impresionar o demostrar algo a un jefe.

Tú tienes un gran don y eso amiga mía es tu misión de vida, entonces ¿Por qué no hacerlo tu norte, enfocarte, prepararte, adquirir más conocimientos y vivir de ello?

Actualmente son muchas las nuevas emprendedoras o las que desean comenzar a vender sus servicios online que se
dudan de sus capacidades y se preguntan constantemente:

Pues cielo, yo te voy a hablar de mi propia experiencia como empresaria con 30 años trabajando para mí misma, es que jamás he trabajado para un jefe, ni siquiera cuando quebré, que ha sido el momento más crítico y duro de mi vida, ni cuando no tenía dinero.

Nunca me dejé intimidar por mis propios miedos, ni mi ego, ni siquiera cuando mi madre me dijo que por qué no me buscaba un trabajo normal para salir de la ruina, lo primero que pensé en ese momento

-¿Es que emprender no es un trabajo normal?

Y me lo decía mi propia madre, que jamás trabajó para nadie porque ¡siempre ha sido emprendedora! De verdad ¡No lo podía creer!
Desafortunadamente este mundo 3D funciona así: o tú trabajas en el sueño de otra persona, haciendo rico a otro y cambias el tiempo por dinero o trabajar para ti misma en tu sueño y te haces rica tú sola.

No hay otra posibilidad, tienes que elegir entre esas dos opciones. Yo me decidí por mi sueño emprendedor y he llegado a la conclusión, después de haber superados algunas situaciones y momentos muy incómodos durante estos 30 años que llevo como empresaria: 

A ESTE MUNDO NO LE INTERESA CUÁNTO HACES O SI DAS LO MEJOR DE TI, A ESO DE VERDAD
QUE NADIE LE DA IMPORTANCIA, AQUÍ LO QUE IMPORTA SON TUS RESULTADOS.

Cuando alguien no tiene los resultados que esperabas implemente no los obtiene porque no sabe cómo hacerlo, no se ha formado suficiente, no tiene la ruta con el camino o es de estas personas, que tan orgullosamente se llaman ser autodidactas, que con todo el respeto del mundo se engañan sabiendo que saben mucho de algo, pero realmente no saben absolutamente nada.
Para mi ser autodidacta es una manera de aparentar que se está haciendo algo pero que en realidad no te llevará a ningún lado.

La verdad de esta gran mentira

Está muy de moda eso de ser autodidacta y lo que realmente es, es una perdedera enorme de tiempo y el tiempo vale más que el dinero.

Si tú no eres de ese tipo de mujeres autodidactas, por el contrario, eres una mujer inteligente que no quiere andar perdiendo su apreciado tiempo, aprendiendo por sí misma y sin tener a la mano la ruta con el camino a seguir (lo que se traduce en seguir perdiendo tiempo)

En una canalización hace unos días me llegó que tenía que ayudarte a ti y a todas las emprendedoras que están comprometidas y listas para llevar su mensaje a la humanidad como t rabajadoras de luz que somos.

Si te da miedo, o te avergüenza solo el hecho de recordarlo y volver a ser eso que amabas ser, pues estas en el camino indicado.

Si hoy sientes miedo y dudas, es que es por aquí, este es el camino que debes emprender ya que el miedo siempre aparece para desafiarte, para que tomes coraje y valentía, y sigas el camino de tu corazón.

Querida tienes que soltar el ego, que por tanto tiempo te ha tenido en cautiverio, y sufriendo en silencio atada a un trabajo que no te gusta, cumpliendo horarios y haciendo que otros cumplan sus sueños, dejando un lado el tuyo.

Debo ser muy sincera contigo y decirte que, si dejas que la mente y la razón intervengan antes que el ser, te será difícil encontrar tu camino porque siempre salen esas vocecitas de la mente que te dice, ¡no!

Tienes que desistir de esa idea loca porque tienes hijos, no tienes tiempo para hacer lo que te gusta, eso que siempre has amado ser; o mira tu familia, amigos y demás, van a pensar raro de ti; y una larga e interminable lista de argumentos que se le pueda ocurrir a la mente.

Ármate de coraje y da el gran paso

Hoy en día me consigo con cantidades de mujeres que están atadas a un trabajo solo por el miedo de dar el gran paso a algo que es desconocido para ellas “enfrentarse a vivir su propio destino”.

Cuando estoy conversando con ellas en mis sesiones les digo “tu puedes lograrlo, ten el valor para hacerlo” y por lo general sus respuestas son casi las mismas:

“Pero Marielys tengo cuentas que pagar, que va a decir mi familia, que van a pensar mis amigos de mi decisión , y por ahí se van con el que dirán… 

Desafortunadamente para ellas todos esos miedos surge n por una mentalidad limitada y mediocre, que las hace ser esclavas de ellas mismas y como consecuencia terminan atadas en un lugar donde no quieren estar.

Ármate con tu mejor traje de coraje y no escuches al ego, solo así podrás tomar acción y dar de una vez por todas el gran paso hacia tu libertad.

¿Deseas ser emprendedora pero no te atreves? A continuación de voy a dar estos

3 consejos para liberarte y comenzar a vivir tu sueño de emprender:

  1. Aprecia, ama y valora aquello que haces: dedica tu tiempo, alma y corazón en cumplir ese deseo ardiente, esfuérzate porque cuando superas tus propias expectativas y logras más de lo que esperabas, estarás creando más y mejores oportunidades para triunfar con tu emprendimiento.
  2. Prepárate para lograr tu sueño: ya sabes cuál es tu misión de vida, ahora debes abonar el terreno ¿Cómo? Invirtiendo en ti, fórmate, prepárate, consigue una mentora, alguien que te inspire y te ayude a construir tu camino.
  3. ¡Hazlo! Deja de estar postergando la vida con la que sueñas, si no tomas acción vivirás pensando eternamente en el “si lo hubiera hecho”
Lánzate a la vivir tu propia vida y no la vida de otros, ten confianza en ti misma porque tienes un gran y maravilloso talento, ¡yo confió en ti!