HAZTE RESPONSABLE DE TU CRECIMIENTO

NO TENGAS TEMOR DE VIVIR ABUNDANTEMENTE

Vivir en abundancia es posible. Todo es posible cuando uno se lo propone. Por eso quiero hablarte hoy de cómo puedes programar tu sistema de creencias, tus actitudes, pensamientos y estilo de vida para disfrutar de la abundancia. ¡La abundancia espera por ti! Quizás te preguntarás por qué no has podido hacer posible la abundancia. Pues quiero que hoy tomes en cuenta lo que debes hacer para eso:

  • Conocer más sobre el tema de la abundancia
  • Cambiar tus hábitos relacionados al pensamiento y administración del dinero
  • Definir cómo establecer correctamente tu relación con el dinero
  • Trabajar para lograr una relación efectiva paso a paso

Quiero hacerte una advertencia muy importante: ¡renuncia a la mentalidad de escasez! No te conformes con poco. No te condenes al estatus quo. Sal de tu zona de confort. Visualiza siempre más. ¡Reclama la abundancia para ti! Cuando eres consciente de que puedes obtener más, te programas para trabajar por más.

Quiero contarte un poco de mí. Me gusta hablar desde la experiencia pues de esa forma garantizo que mis consejos sean funcionales para ti. No toda mi vida ha sido de lujos así que les cuento mi historia:

Nací en una familia de clase media baja así que conozco muy bien la mentalidad de escasez y la mentalidad de abundancia, ya que mi familia estaba constituida por ambas mentalidades. Por parte paterna estaba la mentalidad de abundancia y por la parte materna reinaba la mentalidad de escasez.

Inconscientemente elegí la mentalidad con la que me iba a quedar desde muy pequeña. Esto trajo como consecuencia el sentirme excluida y como un perro verde cuando estaba con mi familia materna, lo que era siempre porque somos muy unidos. Gracias a la mentalidad de abundancia de mi padre estudié en muy buenos colegios e institutos privados donde fomentaron la necesidad de la formación y la lectura. A temprana edad conocí la metafísica gracias a mi abuela que visitaba estos grupos y me regaló mi primer libro de Conny Mendez, “Te regalo lo que se te antoje”. Con las técnicas que aprendí de ese libro, pedí de regalo el libro “Metafísica al alcance de todos” porque estaba dispuesta a convertir mis sueños en realidad.

Siempre me gustó soñar, soñaba con lo que sería cuando fuese adulta, ¡yo quería ser una persona conocida y con muchísimo dinero! Así que gracias a los libros lo visualicé con lujos y detalles ¡porque la visualización es el inicio de todo! A los doce años ya sabía manifestar, ya sabía lo que quería para mi vida y ya había obtenido mi primera meta: ¡una moto! A los dieciséis tuve mi primer carro, pero mi sueño seguía ahí, frente a mí, creciendo y fortaleciéndose: ¡quería vivir en Europa! Así que comencé a plantearme estrategias para lograrlo, la vía más efectiva para poder viajar era hacer un curso de aeromoza, ¡y lo hice!

Más no fue así como vine a Holanda, país donde vivo desde hace veinticinco años; vine a vivir a este país por amor. Vivir aquí me ha dado muchas oportunidades, conocí la abundancia y riqueza; no solo por mi situación económica que era estupenda, sino porque aquí pude seguir estudiando y superándome día a día.

He tenido varios negocios muy exitosos, he conocidos muchísima gente que jamás en mi vida soñé en conocer, gente famosa, he viajado de vacaciones a sitios estupendos y hermosos y gracias a mi trabajo he visitado muchísimos países que ni siquiera me había planteado visitar y de los que me he enamorado por las maravillosas experiencias que viví en ellos, como por ejemplo, trabajar en Hong Kong para mí fue algo asombroso.

No todo ha sido fácil, he tenido que usar el poder de la acción a consciencia, pero a pesar de ello puedo decir que la abundancia me ha acompañado. Por circunstancias de la vida comencé a alejarme de quien era, olvidé lo que quería, y estuve perdida de mí misma por un tiempo. Esto me llevo a conocer el fracaso y la depresión. Pero luché contra ello y con mi esfuerzo y mi mentalidad pude salir de ese estado negativo en unos meses. Así que a pesar de haber perdido casi todo en esa época, todavía conservaba algo muy valioso que es casi lo mismo que tener dinero en el banco, ¡tenía un network gigante con inversionistas! Personas que conozco y que creían en mí y en mis capacidades.

Siempre he sido una persona súper proactiva, muy atrevida, nada orgullosa pero sobre todo muy segura de mí misma; no creo en la suerte, la suerte y la buena suerte te la haces tú mismo.

Me gusta salir de mi zona de confort pues allí no pasa nada, no hay retos y los resultados extraordinarios están justamente fuera de esa zona. Cuando veo hacia atrás veo gente que conozco que nunca se atrevieron a salir de esa zona; siguen trabajando en un horario de oficina limitativo, con un jefe sobre sus cabezas y cobrando un salario fijo. ¡Más no los critico ni los juzgo! Solo que siempre supe que esa no era la vida que quería para mí. Una vida de abundancia y excelencia para mí no tiene por qué significar lo mismo para otra persona pues somos humanos y gracias a Dios somos diferentes, con ambiciones diferentes y le damos un significado diferente a lo que es riqueza.

Después de mi mala racha, donde caí en la negatividad y la mentalidad de escasez ¡por fin lo volví a lograr! Logré de nuevo el éxito que tanto deseaba. No fue fácil pero una vez más demostré que no es imposible.

Hay muchos millonarios que han perdido sus riquezas y han caído en el fracaso, pero la mayoría siempre se recupera, o mucha gente que se ha ganado la lotería y lo pierden todo de nuevo. Esto se debe a que estas personas tienen una mentalidad de abundancia o una mentalidad de escasez. Por eso siempre tengo mucho cuidado con lo que pienso y lo que digo, porque somos lo que pensamos y eso se materializa.

Mi experiencia trajo un conocimiento que aplico todos los días a mi vida y mi labor. He aprendido a cobrar lo justo por mi trabajo, pues el pago de un servicio es un intercambio. Cuando cobras por tu trabajo no le quitas dinero a nadie. Intercambias lo que ofreces y debes recibir lo que mereces. ¡Aprende a recibir lo que es justo para ti! No tengas temor de vivir en abundancia.

Quiero que conozcas las ventajas de tener una mentalidad de abundancia. ¡Una correcta mentalidad potenciará tu vida hacia la abundancia! Así que no te detengas, rompe los límites. Muévete hacia la abundancia. Recuerda que:

  • La mentalidad de abundancia te lleva a erradicar la mentalidad de escasez ayuda a mejorar las relaciones, ser más positivos y vivir sin miedo. También mejora los resultados.
  • La mentalidad de abundancia permite aflorar una actitud de agradecimiento y consolidar tu fe.
  • La mentalidad de abundancia ayuda utilizar tus talentos para impactar el mundo de forma positiva.
  • La mentalidad de abundancia promueve en ti el compartir con otros y ayudar a otros. También potencia tus ingresos al máximo porque pierdes temor de cobrar lo justo para ti.

Ahora que conoces los beneficios de la mentalidad de abundancia, y que conoces lo que debes hacer para cultivarla, quiero decirte ¡avanza sin miedo hacia la abundancia! Aléjate de la escasez y vive tus sueños. A medida que des los pasos irás notando los resultados positivos y consolidando tu confianza. Mi experiencia me ha dicho que mientras avanzo hacia la abundancia los resultados son mejores. Para que puedas avanzar correctamente quiero proponerte una serie de tareas para caminar por el sendero de la abundancia,  aquí te dejo estos tips, aplícalos y mide tu avance:

  • Cambia tus hábitos y lee frecuentemente sobre el tema de la abundancia. Te recomiendo el libro “Piense y Hágase Rico”, de Napoleón Hill.
  • Recomiendo que leas metafísica, en ella aprendes técnicas útiles para la visualización y la manifestación de tus metas. Te recomiendo dos libros Te regalo lo que se te antoje y Metafísica al alcance de todos de Conny Méndez. Para que comiences a conocer el poder de la atracción léete el libro El Secreto.
  • Comienza a meditar, con las técnicas de meditación adecuadas a tu mente se abrirá a un mundo nuevo para ti.
  • Aprende a Manifestar eso que tanto deseas y controlar los pensamientos negativos.
  • Busca en la Biblia las promesas que Dios ha pronunciado para ti en relación con la abundancia. Cree en esas promesas y hazlas tuyas.

Quiero compartirte un link para que tengas conocimiento de la oportunidad de una Llamada de descubrimiento totalmente gratuita. Entra en el enlace y lee la información, si estás comprometido con tu éxito y el desarrollo de tu potencial no dudes en registrarte.

INGRESA AQUÍ>>

Bendiciones,

Marielys Ávila

botonllamada