Hay algo que como emprendedora tienes que tener muy claro:

¡No puedes ayudar a nadie desde el miedo!

El miedo es una energía oscura que te detiene y es el mayor castrador de sueños. El miedo es lo contrario del amor. El Amor es la energía más poderosa que existe, el Amor es la primera Ley Universal, el Amor es la verdad, el amor lo es todo. Y desde allí solamente podrás tener resultados exitosos para ti y por ende para tu negocio.

En mi historia personal he tenido varios fracasos como emprendedora, pero ni siquiera ese miedo de haberlo perdido todo me detuvo a lanzarme con este proyecto que amo profundamente y que ahora es una empresa sólida, que genera ganancias y con la que puedo ayudar a muchas mujeres con mi misión de vida. Todo ha sido un proceso y he ido evolucionando poco a poco sin parar.

Cuando me di cuenta que estaba actuando desde el miedo, la escasez y la carencia, y que con esa mentalidad mediocre no iba a llegar a ningún lugar para tener un negocio próspero, decidí que lo primero que debía hacer era dejar el miedo, conectar con el amor y así desarrollar la prosperidad desde mi propia mente, para poder así atraer la prosperidad a mi negocio.

Todo en este mundo es energía: tú eres energía, el dinero es energía, esa energía emiten vibraciones y estas te llevan a una frecuencia. Cuando estás vibrando en la escasez, el no merecimiento y el miedo de invertir en tu negocio, estás vibrando en esa baja energía, y al estar en esa frecuencia vas a atraer a gente que este vibrando igual que tú, o sea vas atraer potenciales clientes que tampoco quieran invertir en ti, estén en la escasez, el miedo y la carencia.

¿Qué hacer para vibrar desde el amor?

Todas pasamos por el miedo de ser emprendedoras. Yo lo tuve, seguramente tú lo tienes o lo tuviste. Sin importar dónde te encuentres, es importante que estés consciente de qué hacer en caso de sentir miedo y seguir avanzando en tu emprendimiento:

  1. Sé consciente de tu zona de genialidad

    Ten bien definido qué es lo que te gusta hacer y donde brillas por tus talentos.

  2. Confía

    Nada que sea realmente valioso viene rápidamente, o se crea en un segundo, o es gratis, o no te ha costado ningún esfuerzo. ¡Todo es un proceso!

  3. Permite que las cosas pasen

    Todos los negocios requieren de tiempo, energía y dinero. Todos tienen sus propios procesos. Es importante que inviertas en estos tres pilares, ya que si careces de uno, tendrás que invertir más en los otros dos. El tiempo, la energía y el dinero trabajando en armonía impulsarán tu negocio al éxito.

  4. Ley de Causa y Efecto

    Das lo que recibes. Cuando inviertes en ti, en tu negocio y sabes que antes de recibir tienes que dar, estás por buen camino.

  5. No inviertas en tus propias inseguridades

    La ansiedad por ganar dinero solamente incrementará tus inseguridades y te hará vibrar desde la mente mediocre: Emprender desde el amor y la confianza te llevará a los mejores resultados.

  6. ¡No creas todo lo que lees!

    Nos quieren hacer creer que se puede emprender sin inversión y que solamente con un curso y/o una web baratita vamos a tener miles de clientes haciendo fila para comprar nuestros servicios. ¡Así no funciona!

  7. La verdad es que lo gratis te limita

    Si te pudieras hacer rica de lo gratis como nos hacen creer ya todas fuéramos ricas ¿No crees? Aunque primero hay que dar para recibir, también es cierto que no todo puede ser gratis.

  8. Cree en ti y en tu intuición

    Cuando estamos emprendiendo sabemos con el corazón las cosas que van a funcionar, porque estamos vibrando alto con ellas.

  9. Recárgate y reconecta con tu misión

    Cuando emprendemos muchas veces sentimos que nuestra energía se drena. Por eso, es importante que recargues tu energía con prácticas como meditación, respiración, escuchar mantras, ir a la naturaleza, etc y así reconectar con tu misión y tu propósito.

  10. Déjate guiar y reúnete con otras emprendedoras

    Tener personas que te acompañen en el camino, siempre será mejor que ir solo. El éxito se encuentra acompañados y asistir a eventos, seminarios, retiros y actividades donde puedas expresar tus dudas, recibir ayudar y obtener nuevas ideas será espectacular para potenciar tu negocio.

Recuerda siempre mantenerte en la vibración del amor. El miedo te detiene. Y todo lo que te detiene te limita.

¡Vamos!

Bendiciones,

Marielys Ávila