¿Quieres saber qué hay detrás del éxito de un negocio?

Como ya sabrás, el éxito amiga no llega solo. Llega cuando una trabaja duro para conseguirlo. 

Pero además del trabajo, esfuerzo e inversión que debes hacer para que funcione, si cambias tus hábitos diarios por unos que favorezcan el éxito, alcanzarás tus objetivos antes.

De ello te he estado hablando en los últimos post de mi blog. Te he dado claves para que puedas ir cambiando tu rutina e incorporando hábitos que sigue la gente exitosa y que te van a ayudar a triunfar con tu negocio.

Hoy te voy a compartir los 6 últimos.

Y aquí te dejo el enlace a los 3 post anteriores en los que te hablo del resto para que puedas recordar cuáles son y volver a leerlos:

          21 hábitos de la gente exitosa. Parte 1

          21 hábitos de la gente exitosa. Parte 2

          21 hábitos de la gente exitosa. Parte 3

Hábito #16: Toma tu responsabilidad.

 

Todo lo bueno y malo que te ocurre es tu responsabilidad y debes ser consciente de ello.

Tú eres co-creadora de tu realidad y lo que pasa en tu día a día es lo que tú has creado, por tanto es tu responsabilidad y de nadie más.

Normalmente la gente no asume esto y trata de hacerse la víctima y no para de lamentarse de su mala suerte.

Pero así no funciona.

Porque en el momento en que te haces víctima estás cediendo tu poder, cuando lo que deberías hacer es tomar consciencia y prestar atención a las posibles soluciones y no al problema.

Ante una dificultad lo primero que te recomiendo que hagas es identificar qué ocurre y luego ponerte en modo solución para ver qué puedes hacer o qué cambios puedes implementar para que la situación mejore.

Y es que pasar a la acción te da poder. Debes analizar la situación, reconocer tu error, explorar soluciones y ejecutar tus decisiones.

Por ello, si tu negocio está parado, pregúntate cuáles son las decisiones que has tomado en los últimos meses. Aunque si es así, será porque no habrás tomado ninguna. Simplemente has preferido adoptar el papel de víctima y quedarte en tu zona de confort.

Todo lo que ocurre en tu vida y en tu negocio es tu responsabilidad. Cuando tengas esto claro, verás cómo las cosas cambian.

Hábito #17: Las redes.

Las redes sociales te ayudan a aumentar el reconocimiento de tu marca y fidelizar clientes. Y debes saber que un cliente fidelizado es un cliente recurrente.

Por otro lado, tu presencia en redes favorece que tus prospectos te encuentren y contacten contigo. Te ayudan a generar clientes y ventas, que es justo lo que tu negocio necesita.

Así que tómate este hábito como uno de los motores de tu emprendimiento, porque el hecho de estar cada día en línea te ayudará a ser más visible y a encontrar clientes que quieran que les ayudes.

Hábito #18: La automotivación.

La automotivación te ayuda a hacer énfasis en lo positivo y alejarte de lo negativo. Es el motor que te hace progresar y lograr lo que deseas con entusiasmo.

Uno de los primeros pasos para sentirte motivada es averiguar qué te apasiona realmente y establecer unos objetivos que te ayuden a conseguirlo.

Y para ello te aconsejo que sigas estos pasos:

          Levántate con una sonrisa y dándole gracias al Universo por lo que tienes.

          Haz limpieza mental y medita cada día para así olvidarte de pensamientos negativos.

          Cuida tu mente y no permitas que entren pensamientos perturbadores.

          Escucha audios positivos al despertarte.

          Aprende algo nuevo cada día. El aprendizaje te va a ayudar a sentirte más válida y motivada.

Hábito #19: Tu modelo a seguir.

Antes de nada quiero decirte que seguir no es lo mismo que imitar. Y con este hábito a lo que me refiero es a lo primero.

Porque cuando idolatras a alguien te estás quitando poder a ti misma. Y eso no te favorece.

Sin embargo seguir a alguien que ya esté donde tú quieres estar, sí.

Por ejemplo, si tu quisieras ganar 100.000€, deberías tomar como modelo a alguien que ya lo haya logrado.

De esta forma ves tu objetivo más factible y cercano.

Hábito #20: Estado de abundancia.

La abundancia es un estado mental y todas la tenemos.

Para lograrlo debes ir en contra de la programación con la que hemos sido criadas. Porque eso nos limita y nos bloquea.

Es decir, debes cambiar tu forma de pensar y trabajar tu alta autoestima para sentirte merecedora de toda la abundancia divina que te está esperando.

Necesitas estar receptiva, tener confianza para lograr tus metas y estar segura de que lo vas a conseguir.

Y esto se hace realidad tomando acción y haciendo todo lo que haga falta para solucionar los problemas que se te presenten.

En el momento en que decides ponerte a buscar soluciones para crear abundancia, el Universo comienza a enviártela.

Pero si te estancas en el no tengo, eso será lo que crees.

Los pensadores de abundancia se enfocan en lo que es posible y no en lo que no lo es. Es decir en lo que pueden obtener y en lo que son capaces de conseguir.

Y eso es lo que tú debes hacer de aquí en adelante.

Hábito #21: El dar.

Cuando das, también le estás abriendo la puerta a la abundancia. Pero solo cuando lo haces sin esperar nada a cambio.

Es así como funciona. No puedes esperar recibir sin dar nada.

Las que no quieren dar, las que buscan todo gratis y no quieren invertir ni un céntimo, vibran en una energía muy baja y así la abundancia no llega.

Aun así, cuando das no esperes recibir de inmediato. Porque el Universo te enviará lo que pidas solo cuando te toque recibir.

Es el momento de implementar los 21 hábitos de la gente exitosa.

Ya conoces los 21 hábitos de la gente exitosa y, si recuerdas, uno de ellos era tomar acción.

Eso es lo que te toca hacer ahora, implementar cada uno de los hábitos que te he compartido para que empieces a obtener resultados cuanto antes.

Si no aplicas lo aprendido ahora, se te olvidará y no estarás haciendo que tu negocio crezca y avance.

Pero la decisión es tuya, porque tú eres co-creadora de tu realidad.

Espero que seas como yo y que tu negocio sea tu prioridad y no dudes ni un segundo en implementar estos hábitos.

Y si quieres dar un paso más y contar con alguien que te guíe en tu proceso de emprendimiento para dar los pasos más acertados y llegar al éxito, solicita una llamada conmigo y vemos cómo te puedo ayudar.

¡Nos vemos pronto!

Bendiciones,

Marielys