Querida amiga,

Todo el mundo llega a nuestras vidas por una razón, nada es casualidad, más bien deberíamos decir que llegan por causalidad, y no casualidad.

Unas llegan para quedarse, otras llegan con fecha de caducidad… el hecho es que todas llegan por una razón y para enseñarte una lección según la Ley del Espejo y la Ley de la Atracción.

A cada una de esas personas hay que agradecerles por haber llegado a nuestras vidas, así no nos haya gustado como nos trató, lo que habló de nosotras, su carácter, su egoísmo, etc. Aquí, lo más importante, es que aprendamos esas lecciones que nos vienen a dar, porque si no las aprendes, el Universo te la va hacer repetir tantas veces como sea necesario.

No vinimos a esta vida a criticar ni a juzgar a nadie, si lo haces te criticas y te juzgas a ti misma. Lo que das, te das; si tratas con desamor a los demás, te tratas con desamor a ti misma.

No podemos confundirnos en ir por la vida culpando a los demás de nuestros males (algo que está muy de moda), ya que tú eres co-creadora de tu realidad. Si lo que se está presentando en tu vida no te gusta, no te victimices ni culpes al mundo exterior de tus penas y desdichas. La idea tampoco es que te culpes a ti misma, porque así no se llega a ningún sitio. La idea es que tomes la responsabilidad de tu vida y una vez asumida comiences a ver por qué estás creando ese tipo de situaciones y cómo las puedes evitar en la mayor medida posible.

Yo no compito con nadie y tú tampoco lo deberías hacer. La razón es simple: en la espiritualidad no existe la competencia, pues lo que te corresponde por Ley Universal siempre va a ser tuyo y nadie te lo puede quitar, y si te lo quita es que realmente nunca fue tuyo.

 

 

Yo particularmente, siempre quiero superarme a mí misma ayudando a mi comunidad de mujeres profesionales de ALTO NIVEL, que venden servicios en línea, como coaches, psicólogas, formadoras, mentoras y terapeutas.

Y especialmente para vosotras, esta vez, he tirado la casa por la ventana:  mi nuevo reto, de nada más y nada menos que de 21 días. Como puedes ver, en realidad es un curso. Jamás he hecho algo similar. Este reto va sobre temas súper interesantes, como son los 21 hábitos de la gente exitosa.

Después de haber superado el haberme quedado sin nada en abril del 2012, junto con mi hija, y haber comenzado mi despertar espiritual gracias a mi coach y mentor Michael, volqué mi vida al estudio del Crecimiento Personal (lo externo), la Espiritualidad (lo interno) y el Marketing (las estrategias), pues como mujer emprendedora con más de 25 años de experiencia, sé que sin estrategias de marketing no se llega a ninguna parte. Me he dedicado durante años a formarme con los mejores mentores en estos tres ámbitos, a leer y a estudiar los rituales y hábitos de estas personas exitosas para incorporarlos en mis rutinas diarias. Como resultado he conseguido que la prosperidad y la abundancia divina hayan llegado a mi puerta, y hoy vivo la vida de mis sueños y, es justamente esto, lo que quiero compartir contigo durante mi reto 21 días de Hábitos de la gente Exitosa.

Durante este periodo, seré tu guía e iremos juntas de la mano. Durante estos 21 días, tendrás material multimedia y hojas de trabajo a diario. Al final, sólo las mujeres más comprometidas podrán participar y obtener regalos. Será una fiesta virtual única, donde podrás aprender muchísimo, si realmente estás dispuesta a invertir 30 minutos de tu valioso tiempo, durante estos 21 días, para crecer como persona y atraer la abundancia a tu vida. Todo depende única y exclusivamente de ti, de tu poder de la acción y de tu compromiso con el éxito.

Serán muchas las que participen al principio, pero muy pocas las que terminen, y es que la mayoría se va a auto-sabotear y va a buscar excusas. La primera excusa que van a usar será la falta de tiempo, y es que todos queremos ser millonarios, pero sólo de boquilla porque nos escudamos diciendo que no tenemos el tiempo para trabajar en la vida que queremos tener. Y si tú no tienes tiempo  para crear la vida de tus sueños, nadie lo podrá hacer por ti.

 

Por esta razón cree un reto exclusivo solo para:

  • Mujeres comprometidas.
  • Dispuestas a tomar acción.
  • Listas para hacer una inversión. Aquí habrá muchas que no les guste, porque le tienen pavor a la palabra inversión, pero esta inversión es sólo de tiempo y energía.
  • Mujeres con ganas gigantescas de triunfar y tener éxito.
  • Mujeres sin excusas.

¿Eres tú una de estas mujeres?

Pero debo decirte que esta maravillosa oportunidad no es para ti, si…

  • Sólo quieres entrar por curiosidad.

  • Si solo te interesa porque es gratis.

  • Si eres multinivel o tienes un producto físico.

  • Si estás llena de excusas, drama y victimismo. Lo siento, pero al Universo no le gusta el drama, ni a mí tampoco.

  • Tienes una actitud negativa y quejumbrosa ante la vida.

En cambio, si eres una mujer positiva y con una actitud pro-activa, ¿a qué estás esperando?

Amiga vente, ¡únete a este reto y aprende tú también cómo ser exitosa!

¡Sí quiero!

 

 

Con amor, Marielys Ávila.