¿Alguna vez has sentido que la tecnología era un obstáculo para el crecimiento de tu negocio?

¿Escuchas hablar de aspectos técnicos y quieres salir corriendo?

Te entiendo amiga. Porque precisamente a mí no es un tema que me encante y sin embargo no me queda otra que hacer uso de ella para sacar adelante mi emprendimiento en línea. Igual que a ti.

Hoy te voy a dar algunos consejos que puedes seguir para que tu negocio no se paralice por este tipo de aspectos y puedas continuar creciendo.

¿Estás lista?

Por qué necesitas la tecnología para avanzar con tu negocio.

 

La tecnología es precisamente la que hace posible que puedas emprender en línea y desarrollar tu negocio.

Te da la oportunidad de poner a disposición del mundo entero tus servicios. Y te ayuda a conseguir clientes que están en la otra punta del planeta.

Es algo imprescindible en un negocio online, porque te permite realizar actividades que son clave para su crecimiento, como por ejemplo:

          Enviar emails a cientos y miles de personas a la vez, sin tener que hacerlo uno a uno.

          Impartir clases virtuales en tiempo real y reunirte mediante videoconferencia con tus clientes.

          Tener una web en internet para que tu audiencia te conozca y descubra tus servicios.

          Crear tus cursos online para poder monetizar.

          Publicar recursos gratuitos de valor para que tu público pueda descargarlos y disfrutar de ellos.

          Crear embudos de venta para poder vender tus servicios y facturar.

          Resolver dudas de tu comunidad a través de los chats.

En definitiva la necesitas para que tu negocio llegue a todas esas personas a las que puedes ayudar, establezcas una relación con ellas y acaben comprando tus servicios para solucionar ese problema en el que tú eres experta.

Qué ocurre cuándo te centras demasiado en la tecnología.

Cuando esto pasa te estás olvidando de lo más importante, de aquello que hace que tu negocio esté vivo, tu Dharma.

Si quieres que tu negocio avance debes enfocarte en cumplir tu misión de vida, en hacer aquello que se te da bien, y que es tu pasión, y en conseguir clientes.

Recuerda que en lo que te enfocas se expande.

Y tú lo que quieres es tener clientes, ¿no?

No pierdas el tiempo en detalles tecnológicos, que aunque son importantes, hay otras formas de atenderlos que te hacen ser más productiva.

Si te centras demasiado en aspectos técnicos que te tienen bloqueada y te quedas estancada ahí horas o incluso días, es probable que mientras intentas resolver esos temas estés perdiendo la oportunidad de conseguir nuevos clientes.

Tu misión de vida es mucho más importante, viniste a este mundo para cumplirla. Y todo aquello que te suponga un obstáculo debes ponerle solución.

Por eso, a continuación voy a compartir contigo algunas ideas para que la tecnología deje de frenar el crecimiento de tu negocio y tú puedas centrarte en lo realmente importante.

Tips para que la tecnología no sea un obstáculo en tu emprendimiento.

A la hora de emprender debes ser lo más efectiva posible con tu tiempo.

Y es que para que tu negocio crezca debes prestar especial atención a las tareas que están en el cuadrante de lo importante, que son cumplir tu Dharma y conseguir clientes.

¿Y qué haces entonces con la tecnología?

Te propongo 3 opciones que son igualmente válidas.

  1.       Prioriza.

Planifica y organiza tu tiempo para que puedas alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, si te has fijado vender 3 plazas a la semana de uno de tus programas, debes enfocarte en tareas que te lleven a lograr ese objetivo.

El crecimiento de tu negocio debe ser tu prioridad número 1.

Y todo aquello que no te acerque a este fin, puede esperar.

No digo que te olvides de otras tareas que necesitas para que tu negocio marche, pero sí que las priorices y organices en función de lo que quieres conseguir.

Imagina que en lugar de enfocar tus esfuerzos en cubrir esas 3 plazas, te enfocas en configurar el envío de tu newsletter.

¿Crees que conseguirás cerrar las ventas que te has propuesto?

  1.   Delega.

Si la tecnología es un tema que no se te da bien y además te consume mucho tiempo, delégalo.

Para que un negocio crezca debes contar con la ayuda de otros profesionales, porque tú sola no te puedes ocupar de todo.

Forma un equipo en el que confíes para que así puedas ocuparte de las prioridades que te has marcado antes.

Porque cuando delegas en las personas correctas, tú puedes dedicarte a lo que realmente sabes hacer de forma excelente y no a lo que te consume tiempo productivo y no se te da bien.

Por ejemplo si no sabes cómo configurar campañas publicitarias en Facebook Ads, busca a un profesional que sea experto en esa área. Si no te pasarás horas y horas intentando hacerlo lo mejor posible y el resultado te aseguro que no será nada rentable.

  1.   Aprende.

Otra opción, si estás empezando y aún no puedes delegar este tipo de tareas es que aprendas tú misma a hacerlas. Pero hazlo de forma efectiva.

Es decir, busca los mejores cursos, que hay muchos, y fórmate para que llevar a cabo estas tareas no te consuma mucho tiempo.

Para ello es necesario invertir. Y a lo que me refiero es a que no te limites a ver cursos gratuitos o información que puedas encontrar en internet.

Lo gratis está limitado y tú no puedes limitar el crecimiento de tu negocio.

Por ello mi recomendación es que te formes con los programas de otros profesionales que ya llevan más tiempo en el mercado.

Y ahora, ¿Qué vas a hacer?

Está claro que la tecnología es un tema muy relevante en un emprendimiento en línea. Pero no es el más importante.

Lo más importante para que un negocio funcione es que te ocupes de cumplir tu propósito y consigas clientes a los que puedas ayudar.

Sin clientes un negocio no es un negocio, es un hobby.

Si la tecnología no es lo tuyo y además está bloqueándote, ten presente los 3 consejos que te he dado.

Lo primero que debes hacer es tener claras tus prioridades y no perderlas de vista. Y luego delega o fórmate.

Esta es la forma más efectiva de seguir avanzando.

Y otro modo de hacer crecer tu negocio y llevarlo al éxito es confiando en un coach que te guíe por el camino correcto para llegar hasta dónde tú deseas.

Yo soy coach y mentora de marketing espiritual y negocios en línea y mi misión de vida es ayudar a otras mujeres emprendedoras a que alcancen sus objetivos y puedan vivir como ellas sueñan.

Si es tu caso, y vendes servicios en línea como coach, terapeuta, psicóloga o formadora online, te invito a que solicites una llamada conmigo y hablemos de cómo puedes avanzar con tu negocio.

¿Te apetece?

Nos vemos en el próximo post.

Bendiciones,

Marielys