Quieres emprender un nuevo negocio, pero ¿no posees el apoyo que esperabas de tu familia? ¿No sabes qué hacer en tal situación? Si es así, entonces has llegado a sitio exacto, porque te mostraremos cómo hacer en estos casos. 

¿Qué te motiva a emprender?

Lo primero que debería motivarte a emprender es el llamado de tu misión de vida, el cual te lleva a querer mejorar tu entorno y a despertar todo el ingenio que posees para ayudar a otros. 

El segundo motivo que debería motivarte es el de poseer una idea innovadora, diferente o genial. Es importante que tomes en consideración que, debes analizar la misma, ver si es tan factible o realizable. 

Y, por último, el contar con un sistema de apoyo que te pueda estimular al desarrollo de un proyecto a emprender. Ten en cuenta que, de forma común tu sistema de apoyo son los amigos y familiares que posees, los cuales te impulsan, animan y motivan a emprender tu camino.  

Pero si tu familia no te apoya, entonces busca otro sistema de apoyo que te permita alcanzar tu objetivo, como por ejemplo, otro grupo de emprendedoras o una mentora. 

Beneficio y consecuencias de ser diferente

Si decidiste ser emprendedora, quieras o no, ya eres diferente porque comenzarás a transitar un camino de vida muy diferente al común. 

Eres más libre 

Al ser diferente, estás libre de las modas, costumbres y rutinas, de las normativas de la educación, de la política clásica y demás. la personalidad que posees te permite ser y sentir al mundo de una forma distinta, mucho más libre. 

Al pensar distinto es posible que parte de tu vida hayas tenido que justificar mucho de cómo piensas y lo que haces, pero llega un punto de la misma en la cual te liberas y sabes que no debes dar explicaciones de cómo piensas, lo que haces y quieres, por ello te vuelves más libre. 

Puedes sentirte orgullosa de ser lo que eres 

Kurt Cobain una vez dijo que se reía de él por ser diferente y, a su vez, él de los demás por ser iguales. Aunque la idea no es burlarte de ellos por esto, sí debes sentirte orgullosa de lo que eres, ya que, al pensar todos iguales, se rigen por el mismo patrón todos y hacen cosas por encajar sin pensar que no les agrada. 

Siempre hay alguien que encaja 

Si creías que eras una criatura muy extraña, debes saber que en algún momento aparecerá alguien que sí encaje con lo que eres. Y conectarán de inmediato, como si fueran dos universos muy singulares y encajando de forma perfecta. 

Discriminación  

Lamentándolo mucho, cuando eres diferente existe la discriminación, un punto que siempre ha formado parte de la sociedad, bien sea por condición económica, color de piel, temas religiosos y demás. 

Exclusión laboral 

Aunque no debería existir, hay casos de exclusión en el ámbito laboral y estos llegan a ser mucho peores, ya que es posible ver cómo hay empresas que dan mayores beneficios salariales a los hombres que a las mujeres, o al que tienen por favorito debido a sus conexiones. 

No obstante, recuerda, eres especial y eso es bueno, ya que solo los que piensan distinto suelen aportar grandes logros al mundo. 

5 razones por las que es genial emprender

No es para genios o gente perfecta  

El emprender no es cuestión de suerte, ni de un súper talento. Éste implica una gran cantidad de esfuerzo, perseverancia, sueños y pasión fijos. Además, debes saber que muchos de los millonarios y exitosos a nivel mundial trabajaron duro y se abrieron camino. 

Es sencillo cuando empiezas por ti  

Sabemos que el camino del emprendedor está lleno de frustraciones, no obstante, hay un punto que no debes descuidar… y es el ocuparte primero de ti. 

Debes olvidarte de los truquitos para aprender y obtener más. Empieza por ti misma, hazte cargo de ti misma, ten un horizonte claro, conócete y aprovecha mejor tu semana. 

Aporta valor 

Emprender va más allá de solo tener una carrera profesional que te otorgue grandes cantidades de dinero. Significa el transformar un talento que tengas y darle valor, para luego ganar dinero de ello. 

No importa que tan loco puede sonar, si transformas todo lo que te gusta en un servicio o producto para aportarle valor, podrás vivir con ello. 

Un cambio para el mundo  

Muchas de las emprendedoras cuando están empezando cometen el error de copiar a algún negocio tradicional de éxito y empezar desde ahí. Lo mejor que puedes hacer es identificar lo que te gusta y en lo que eres buena, y emprender desde ahí. 

Luego eso que te identifica debes proyectarlo hacia el mundo e imaginar el cómo te gustaría que fuera y el cómo puedes cambiarlo. 

La profundidad de esto te ayudará a conectar con tus dimensiones y te harán obtener la fuerza y el compromiso para poder superar todos los obstáculos que se te presenten. 

Obtienes mayores libertades 

Recuerda, la riqueza no puede medirse en dinero, sino en el tiempo que posees.  Y es que enfocarte en cómo ganar dinero y no darte cuenta de que necesitas libertad a través de los ingresos pasivos, es un error que debes corregir. 

Ten presente que, el dinero es solo una herramienta, es un intercambio de energía, y lo que verdaderamente importa es que poseas una vida de la cual te sientas orgullosa y te parezca genial. El emprender o no, poseer más dinero o no, solo son herramientas o caminos y debes elegir cuál será el que te funcione. 

5 tips para crear seguridad en ti misma y tu emprendimiento

No te encuentras sola  

Reconoce que todos poseen dudas, es muy solitario creer que eres la única que sufre por tu falta de confianza. Si sigues este camino sabotearás tu camino hacia el éxito. 

No te compares con otros  

Cuando gastas tu energía y tiempo en tratar de poder analizar lo que otros piensan de ti, puedes quedar atrapada. Siempre puede haber alguien que parezca que le va mejor, pero eso no significa que debes compararte en posesiones y logros con ellos. 

Metas inmediatas 

Además de poder tener metas que sean ambiciosas, recuerda tener las que puedas cumplir en un corto plazo. Es muy sencillo dudar, cuando tus objetivos no pueden cumplirse, pero al alcanzar tus pequeños objetivos, puedes festejar victorias pequeñas. 

Ten presente tu último éxito 

Cuando te alcance a incertidumbre, en lugar de pensar en cosas negativas, reflexiona en todo lo que salió muy bien y tus logros más recientes. Ten presente que, cada triunfo es un paso para poder obtener tus objetivos.  

Rodéate de personas correctas 

Ninguna persona es una isla y eso se aplica también a tu negocio. Así que mantén a las personas que te motivan cerca y busca siempre la retroalimentación. Y cuando se trate de los pesimistas distánciate de ellos. 

 

Ahora que sabes cómo hacer tu negocio sin que tu familia te apoye ¿empezarás hacerlo? Te aseguro que podrás lograr lo que quieres si sigues lo que te presento en esta oportunidad.   

Y una vez empieces ¡No pares! 

¿Te gustaría que te ayudase a crear tu negocio? Si es así,  puedes solicitar una cita conmigo, pinchando en el siguiente botón:

Bendiciones,

Marielys