¿Quieres saber cómo tener un negocio único para que tus potenciales clientes te elijan a ti y no a tu competencia?

Si es así amiga, emprende desde tu esencia.

Este es el único modo de tener un negocio diferente al resto y capaz de atraer a un público con el que verdaderamente te apetezca trabajar y que sepa valorar tu esfuerzo.

Pero ¿realmente sabes qué significa emprender desde tu esencia?

En el post de hoy voy a contarte en qué consiste y cómo puedes aplicarlo en tu emprendimiento para que camines en la dirección correcta.

Qué es emprender desde tu esencia.

 

Tu esencia es aquello que te define. Es tu pasión, tu talento, tus habilidades, tus principios, tus creencias, tus valores…

Y nadie te lo puede copiar. Porque cada persona tiene la suya propia.

Cuando emprendes desde tu esencia lo que estás haciendo en realidad es crear un negocio basado en todo lo anterior: tu pasión, lo que sabes y amas hacer, tus habilidades…

Y eso además de ayudarte a diferenciarte del resto, te acerca a la abundancia ilimitada.

Porque todo lo que se haga desde el amor atrae a la riqueza.

Cómo puedes tener un negocio basado en tu esencia.

La clave parar emprender desde tu esencia está en la conexión con la persona más importante de tu vida: tú.

Si estás conectada contigo misma, podrás conectarte con tu audiencia o potenciales clientes y atraer la prosperidad a tu negocio.

Y para ello, te propongo que sigas estos pasos:

  1.   Identifica tu pasión.

Lo primero y más importante es que identifiques cuál es tu pasión, qué es eso que amas hacer y que te llena de vida.

Explora dentro de ti y descubre cuál es tu propósito, es decir con qué misión viniste a este mundo, y cúmplela.

Siente que lo que das a los demás es parte de ti.

Y si algo no te gusta, déjalo atrás. Porque eso te aleja de ti y de tu esencia.

  1.   Busca claridad.

Necesitas saber quién eres, dónde estás, hacia dónde vas, qué es eso que tienes para ofrecer a tus clientes, cómo les vas a ayudar…

Porque si no tienes claridad en muy difícil que te enfoques. Y recuerda que en lo que te enfocas se expande. Y tú quieres expandir tu negocio, emprendiendo desde tu esencia.

  1.   Aprovecha tus habilidades y aprende las que necesites.

Tus habilidades son el conjunto de capacidades que tienes para hacer algo. Algunas son innatas, aunque no las descubres hasta que te pones en contacto con tu esencia, pero otras debes adquirirlas.

Evalúa en qué eres buena, porque eso te servirá para ayudar a los demás y monetizar con tu negocio.

Siéntete merecedora de tu abundancia y ábrete a recibir lo que por ley universal te corresponde.

Porque con tus habilidades eres capaz de mejorar la vida de muchas personas. Tú sabes hacer algo que otros no, y con ello estás solucionando problemas que otra gente tiene. Y eso es muy valioso.

Y si en algún momento no sabes hacer algo, apréndelo. No te cierres las puertas diciendo que no puedes. No es verdad, sí puedes, solo tienes que aprender.

Es así como te abres a la abundancia y como ésta llega a ti, sin perder de vista tu esencia.

  1.   Trabaja tu mentalidad de abundancia.

Tu mentalidad puede ser tu peor enemiga o tu mejor aliada. Depende de ti.

La mayoría de personas hemos sido criadas con una mentalidad de escasez o mediocre, en la que nos hacen pensar que la gente rica es mala, corrupta, que el dinero está maldito…

Pero todo ello son creencias limitantes que a lo único que nos llevan es a bloquear nuestra abundancia y a alejarnos de nuestros sueños y la vida que merecemos.

Este tipo de pensamientos te hacen perder oportunidades y alimentan al miedo.

Y mientras estés vibrando en esta onda, nada cambiará.

En el momento en que cambies tu forma de pensar, dejes de enfocarte en las excusas, los problemas, las limitaciones y dejes de ver al dinero como algo negativo, tu entorno comenzará a cambiar y lograrás ver todas las oportunidades que tiene el Universo.

Y es que tú has nacido para vivir en la abundancia. Y esa mentalidad de escasez jamás te va a dejar avanzar ni abrirte a ella.

Tú eres lo que piensas y también puedes decidir qué piensas. Por ello es importante que tomes el control de tu mente y la alejes de la mediocridad y la escasez.

Para conectar con tu esencia, necesitas conectarte profundamente con tu mente. Debes estar vibrando en lo positivo y ser consciente de todos tus pensamientos.

Así que empieza ahora con esta transformación interna y verás que muy pronto todo empieza a salir como deseas.

  1.   Toma acción.

Este es el paso clave que no puede faltar en tu negocio. Debe estar presente en cada paso que des, porque si no, de nada valdrá.

La acción es lo que conecta lo que piensas y lo que sientes. Y es lo que hace posible todo lo anterior.

Lo que hagas será el resultado de emprender desde tu esencia. Será lo que los demás vean de tu negocio y lo que determinará si tienes más o menos éxito.

El poder de mostrar tu esencia a través del marketing emocional.

Para que un negocio funcione es imprescindible invertir en estrategias de marketing. De hecho son las que te van a ayudar a conseguir ventas.

Si tus estrategias no son buenas, tus potenciales clientes no te van a conocer y por tanto no te van a comprar.

Y aun así, una vez que sepan quién eres y qué haces, necesitarán un tiempo antes de confiar en ti y comprarte.

Para que esto ocurra, debes esforzarte y darle a tu público mucho contenido de valor. De esa forma comenzarán a confiar en ti y lograrás crear un vínculo afectivo con él.

Cuando compartes contenido estás mostrando tu esencia. Tu audiencia puede ver quién eres, qué haces y cómo lo haces. Y solo aquellas personas a las que les guste, serán las que formen parte de tu comunidad y se conviertan en clientes.

Por ello es tan importante conectarte contigo misma y emprender desde tu esencia.

Ser fiel a una misma da resultados.

Ten presente que es imposible gustarle a todo el mundo. Igual que ocurre en la vida real, habrá personas que se sean más afines a ti y otras que lo sean menos.

Debes enfocarte en aquellas a las que les gustes y sí quieran trabajar contigo. Porque serán tu cliente ideal y con las que más cómodas te vas a sentir.

Para tener éxito es importante que no te desconectes de tu esencia, que siempre seas fiel a ti misma y no hagas nada que no encaje contigo.

Así es como se consigue tener un negocio único y diferente al resto.

Y sobre todo un negocio con el que disfrutas y creas abundancia.

Si quieres continuar aprendiendo sobre este tema, te animo a que te unas a mi curso gratuito de 5 días, Conéctate con tu esencia emprendedora y haz crecer tu negocio.

Este curso te va a servir para profundizar más en la conexión con tu yo interior desde el amor y la abundancia, te ayudará a comenzar tu transformación y derribar tu mentalidad de bloqueo y te guiará a ver tu emprendimiento desde una perspectiva más positiva, para poder ayudar a los demás con tu propósito de vida.

Bendiciones,

Marielys