Mi misión es más grande que todos mis miedos.

Eso recordaré cada vez que piense en Egipto, eso es lo que vino a reafirmar con su energía y mensaje Gina Deevee en mi vida.

Durante una semana viví la experiencia de “Divine Living” celebrado en Cairo esta vez, un evento  creado por Gina Devee, referente de ayuda y líder transformacional  de  empresarias decididas a sentirse REINAS AHORA.  Un evento para quienes tenemos claro que queremos un papel protagónico en el mundo puesto al servicio de los demás, abrazado de una conexión espiritual profunda.

Conectada a esta emoción, revivo días que marcaron mi mentalidad y espiritualidad. Conocimiento sin precedentes, de los más altos niveles para compartir con mis emprendedoras hispanas. 

¡Una experiencia ilimitada refleja que eres ilimitada!

Así la sentí, experiencia ilimitada, abundante…es que en verdad lo que he vivido esta semana ha sido indescriptible.  La transformación, el aprendizaje y la experiencia han sido potentes.

 

Imagínate… tener el privilegio de una cena privada, comer enfrente de las majestuosas pirámides, en un lugar exclusivo donde casi nadie puede llegar en coche…Pero eso no es todo, además el universo nos regaló un atardecer esplendoroso, un gran regalo de mi amado Dios. Complementaba esta experiencia, la luna, la música, una exquisita comida y una energía brutal moviéndose entre nosotras.

Disfrutamos de una tienda de campaña exclusiva para nosotras, fuimos tratadas realmente como si fuéramos famosas.  Un staff de alrededor de  15 personas puestas a nuestro servicio. Repito…nuestro reflejo de ser mujeres ilimitadas.

Gratitud.

Me siento feliz, sobre todo agradecida por tantas bendiciones, con el corazón que explota y honesta contigo que me lees…Amiga no es que yo tenga suerte, estoy donde estoy porque cada vez que fracasé me levanté y seguía intentándolo y así seguiré hasta que logre mi objetivo final.

Ahora me siento potenciada y eso es gracias a que antes, cada vez que me atacaban mis inseguridades y miedos, oía a mi corazón.

Aún con miedo, siempre actué porque reconozco que yo no soy mis miedos ni mis circunstancias, sé que he venido a crear algo grande en este mundo y oí mi llamado, estoy en una misión y esa misión definitivamente es más grande que todos mis miedos. 

Detalle a detalle…

Descrita como una de las experiencias más bellas de mi vida, una semana de conexión con mujeres a las que considero hermanas de camino.

Exploramos el universo holístico, se movió mucha energía , en torno al aprendizaje, la cultura, los lugares magnéticos, las personas….

Comparto mi INMENSA GRATITUD con mi universo divino, que me demuestra lo abundantes e ilimitadas que podemos ser, que podemos seguir sorprendiéndonos de nosotras mismas como yo me sigo sorprendiendo de las maravillas y tantas bendiciones presenciadas en este particular viaje.

El comienzo de mi reflejo de mujer ilimitada…

Mi viaje comenzó en el aeropuerto de Amsterdam donde el vuelo tuvo retraso para salir. Al llegar a Cairo me sorprendí un poco del caos que se vive en ese aeropuerto y la cantidad de gente.  Después de pasar como por 5 puestos de controles por fin salí, ahí me esperaba el chofer del hotel Four Season que yo había reservado para no tener que montarme en cualquier taxi.

Me buscaron en un Mercedes, el chofer muy amable, me esperó tal cual me habían dicho con una pancarta de madera y oro que decía sólo Four Season ya que por mi seguridad no podían poner mi nombre.

Ya en el coche veo que  todo estaba  preparado para mí, el agua, wifi música clásica…luego de recorrer la autopista entramos al Down Town,  una mezcla de las calles de París y de Roma llenas de tiendas que por cierto abren hasta las 23:00. Eso me sorprendió.

Aún con coches detrás de él, el  taxista muy simpático y entusiasmado se detuvo en una cafetería en el medio de la calle para comprar un zumo para él y otro como cortesía para mí,  de una fruta que desconozco  pero que me dejó claro la cantidad de dulce que  se come en ese país.

Llegué al hotel, resguardada por una seguridad que incluye entre sus agentes a un perro de raza Golden terrier que investiga con su olfato el contenido del maletero del coche.

Nueva parada de seguridad, esta vez de lujo en la puerta del hotel, pasé por un scanner parecido al de los aeropuertos.   Hasta mi retorno de Egipto, en mi ingenuidad no comprendía el exceso de seguridad, pero todo tiene una razón, la posibilidad de atentados.

Esa noche, tuve el gusto de reunirme en el lobby del hotel con Michelle, una mujer que estuvo en el mismo vuelo que yo desde Ámsterdam y que además vive a dos horas de mi casa y Darieth. Casualmente, ella sería a partir del miércoles mi compañera oficial de habitación bajo la idea de Gina, para estar acompañadas.

Subir la vibración era uno de los objetivos iniciales de Gina, que puso varias reglas para  compartir el máximo de tiempo con otras emprendedoras,  además  desconectarnos de la tecnología siendo específica restringiendo el uso de equipos electrónicos en los ealines  donde esta ella, preferiblemente tampoco hacerle fotos y decirle adiós al room services, ya que nadie puede quedarse a comer en la habitación, la premisa es  compartir y subir la vibra.

Las primeras dos noches dormí sola y verdad que debo decir que a mí me gusta mucho estar en mi habitación de esos hoteles 5 estrellas a solas, así puedo meditar tranquilamente, oír mis mantras y música Theta, Delta y Beta sin tener que disculparme por eso. Así que mis dos días sola en una habitación súper hermosa que me tocó, los disfruté mucho.

En anterior formación en Cancún, decidimos que iríamos a Egipto no un día antes de comenzar la formación de 4 días, sino que lo haríamos con suficiente tiempo para visitar y conocer la ciudad.  Así que nuestra hermana de camino Alina se encargó de arreglar los tour, los guías y todo lo que íbamos a hacer. Para mí esa fue otra bendición más porque yo normalmente viajo y hago puntualmente lo que tengo que hacer y nunca me quedo a visitar las ciudades.

Alina es estadounidense pero de padres cubanos, un ser extraordinario lleno de energía. El grupo lo describo como muy variado. Todas de diferentes países, la mayoría de USA, Australia y Europa, haciendo un total de 23 mujeres emprendedoras de todo el mundo.

Día número 2:

El reloj marcaba las 6:30 am en Cairo, el día nos recibía para disfrutar de un súper desayuno tipo banquete donde había mucho para comer. Sin duda Egipto no es un país para hacer dieta, eso lo revelan los 2 kilos de más que me traje y que me hacen sentir hinchada.  Ellos tienen la particularidad de disfrutar comiendo y viéndote comer.

A las 7 am. yo ya  estaba en el lobby del hotel para el comienzo de nuestra aventura.

Aquí en el vídeo puedes ver un poco de lo que te comento.

Imponentes pirámides, ahí experimente lo holístico, la energía que se siente es brutal, toqué las piedras, porque decían que había que hacerlo. En ese momento yo sólo pensaba en cómo pudieron construir esto si en ese tiempo no había maquinaria.

Únicamente las vi desde exteriores, pues adentro es oscuro y sufro de claustrofobia.

Llegó la hora del paseo a camello y yo era la primera que quería montarme en un camello y lo disfrute los primero 10 minutos (risas) ya que después sólo quería volver caminando (risas)…lo más importante y mi lección es que lo viví, superé un miedo que tenía y lo logré pues orgullosamente puedo decir que regresé al punto de partida en mi camello.

Si me preguntas lo volvería a hacer te diría que no. Soy sincera.

Hasta las 17:00 estuvimos visitando diferentes lugares, observando en la ciudad el tránsito de coches extremadamente costosos y carretas con burros y camellos.

Para mi Egipto, no es un lugar donde se honra a los animales y eso me partió el corazón, porque no vi un animalito bien cuidado en ese país.

Llegó la noche y fui a comer con dos de mis hermanas de camino. Hablamos de negocios, miedos y relaciones…parecía una conversación entre amigas de toda la vida.  Descubrimos juntas que desde hace años que estábamos en una misión.

Esa noche nos acompañó   Iza desde Portugal y en la mesa comentó que no debíamos de lavarnos los dientes con agua de grifo porque había la posibilidad de enfermarse y yo me dije, ya me  he cepillado los dientes  con esa agua, quedaba sólo esperar.

Seguimos con la conversación y casi a las 23:00  horas cada quien se fue a su habitación.

Día número 3:

Se cumplió lo conversado sobre el agua con la que me cepillé los dientes. Pasé la noche muy mal y de corazón quería que se me quitara el malestar estomacal porque teníamos un photoshoot en Citadel pero estaba tan indispuesta y preferí quedarme en cama ya que al próximo día comenzábamos con la formación de Gina y eso era mi prioridad total.

Día número 4: Retreat con Gina

Despertador puesto q las 6:30, arreglada y maquillada bajé a desayunar con mi nueva compañera de habitación.  A las 8:45 ya estábamos en el salón con Gina dónde aprendimos un sistema nuevo de organización para lograr nuestros objetivos financieros.

El almuerzo fue a las 12:00 y como de costumbre muchísima comida pero de verdad mucha, y yo apenas la podría ver.  A las 13:30 entramos de nuevo al salón para seguir aprendiendo, con sesiones de preguntas y respuestas hasta las 17:00. En estos dos primero días estábamos las 23 participantes. Fue muy grato compartir con todas estas grandes mujeres, hicimos ejercicios juntas y dinámicas de grupo siempre me encantan.

Por la noche a las 20:00 nos reunimos en el lobby para irnos a un restaurante en un barco en el que salimos a navegar por el río Nilo. Disfrutamos un espectáculo de la danza del vientre, que amenizó muy bien la noche.

Te comparto en un vídeo parte de este día…

Día número 5: Retreat con Gina

Este día con Gina fue algo muy parecido al día número 4 pero esta vez fuimos un poco más al núcleo de nuestro sistema de ventas.

La verdad que salimos con mucha más claridad. Después nos reunimos todas en el hotel, incluso Gina porque salimos juntas todas, a navegar de nuevo en Nilo en compañía de una exquisita champaña, los canapés y el buen vino no podía faltar.

Aquí nos despedimos de más de la mitad de nuestras hermanas de la Academia y sólo quedamos las que formamos parte del programa Emperatrices que es el programa más exclusivo de Gina.

La mayoría de mis amigas por no decir todas con las que más me divierto están en el programa Reinas así que me costó un poco despedirme de ellas.  Lo bueno es que nos vemos en tres meses en Mykonos- Grecia en dónde seguramente viviremos otra experiencia extraordinaria.

Día número 6: Retreat con Gina

El cansancio que sentía a flor de piel no impidió que disfrute de la emoción exquisita de estar en un grupo más reducido con Gina.

Este día fuimos trabajamos en profundidad las estrategias de marketing, embudo de ventas de alto valor, conversiones, Facebook ads, cómo llevar un negocio que pasa del medio millón, facturar millones.

Nos dio estrategias únicas según nuestro negocio, nos ayudó muchísimo, se nota que le importamos de verdad.  Gina nos habló de su vulnerabilidad como emprendedora, empatizamos mucho con ella.

Fue una sesión cargada también de momentos de bloqueos, ya que la transformación estaba ahí presente.

Yo iba muy bien hasta que Gina hizo algunos cambios radicales en mi plan. El más drástico fue su sugerencia bastante marca por cierto, de cambiar el nombre de uno de mis programas, pues yo quería llamar a mi nuevo programa intensivo de 3 días como  “Bootcamp” y me dijo… “MARIELYS IS NOTHING MILITARY ABOUT YOU, ¿tú te has visto en un espejo? Eres delicada, una marca de lujo, busca otro nombre, pero bootcamp definitivamente no”.  Quedé  boquiabierta pero dije okey, será así (risas).

Terminado el mastermind, esa noche no cené ni nada, fui directo a dormir muy temprano a las 19:00

 

Día número 7: Todo lo que vivimos en este día, la energía que se movió te lo cuento en mi próximo blog. #vivirviajando

 

Me despido, hasta el próximo blog…

Marielys Ávila

PD: Como coach y mentora de alto nivel trabajo con muchísimas mujeres en crear sus estrategias y hacerlas monetizar y estructurar sus negocios siempre desde su misión, con este Retreat junto a Gina en el cual adquirí nuevas estrategias del mercado americano, lo que he creado es la bomba! estoy segura que deseas facturar ya las 5 cifras….si es así toma mi llamada de descubrimiento ya mismo y hablemos de como te puedo ayudar.