POR QUÉ DEBES DOMINAR TU EGO

Querida amiga hoy quiero que conversemos sobre el Ego, ese compañero que se aloja en nuestra mente, y nos susurra de forma constante en cada una de las etapas de nuestra vida, cuando aspiramos, cuando las cosas se complican e incluso en medio del éxito.

Pero ¿qué es el Ego?

Es la valoración excesiva de uno mismo, cuando trabajas desde la Espiritualidad sabes que el Ego busca de manera incansable controlarte, el ego es ése que te impide salir de tu zona de confort y no quiere que empieces a hacer cosas nuevas. El ego no te deja enfrentar el mundo y te hace percibir lo que no conoces como algo que no es bueno para ti.

Cuando aspiras alcanzar algo, el ego te engaña, intenta persuadirte de que no eres capaz de hacerlo, que no puedes, o que eso no es para ti. Así mismo, el ego es el que te dice que los demás te están haciendo daño, te hace creer que eres víctima y le echa la culpa a los demás. Nuestro ego suele protestar de forma perseverante diciéndonos que no es justo lo que nos sucede, llevándonos a un estado de inconformidad.

Todo esto se resume en una sola palabra, MIEDO.

El arma de defensa del ego por excelencia y su fuente de alimento, ése que te paraliza, el castrador de sueños más grande que existe, porque cuando estás en el miedo no avanzas, no creces y menos evolucionas, porque para lograr estas tres últimas debes enfrentarte a lo desconocido, y el ego lucha de la mano del miedo de forma incesante en contra de ello. ¿No te has percatado de que tus miedos siempre giran en torno al futuro, a eso que no conoces? Pues es tu ego haciendo de las suyas.

            Cuando decides emprender, el ego conjuntamente con el miedo, te hace dudar, a través de pensamientos como “vas a perder dinero, no lo hagas, estás arriesgando demasiado”, tan simple como que el ego necesita que tengas miedo para poder controlarte, y hacerse con tus pensamientos, para que te mantengas en la zona de confort, y estés allí donde tú te sientas a salvo.

Ahora, te voy a decir una cosa, esto no significa que debes suprimir por completo el miedo, porque de ser así probablemente andarías por la vida como si no sintieras absolutamente nada, lanzándote como avalancha sobre las cosas, y los extremos nunca han sido buenos, porque el miedo en cierta forma busca protegernos, el punto está en que no debes dejarte dominar por él.

Cuando hablamos de ser emprendedoras, hablamos de ser mujeres que actúan a pesar del miedo. Porque para serte sincera todos los emprendedores tenemos miedos, miedo de comenzar, miedo de cometer errores. Sin embargo, el miedo a fracasar no es algo que nos detenga, si tú te dejas detener lo más seguro es que no vas a poder crecer, y si tú no creces tu negocio tampoco, porque tu negocio es y será un reflejo de ti, y nunca jamás tu miedo debe ser más grande que tu misión, todo lo contrario. Tu misión tiene que ser más grande que tu miedo.

En general, tienes que tomar conciencia y aprender a manejar y a gestionar esos miedos, como dice una amiga, tienes que aprender a bailar con tus miedos.

¿Cómo puedes identificar el Ego en las situaciones complejas?

Si las cosas no salen del todo bien y comienzas a tener pensamientos como “yo sabía que no lo podía hacer”, “yo sabía que no era lo suficientemente buena para lograrlo”, “lo que me sucede es culpa de…”, entonces estás dejando al Ego controlar la situación.

Por otro lado, ¿cómo puedes identificar el Ego presente en tu éxito?

Si cuando logras algo importante en tu vida quieres engrandecer tu orgullo y resaltar tu importancia respecto a los demás, entonces el ego se ha apoderado de ti y puede ser tu peor enemigo para mantener tu Éxito.

Es por esto que hoy he preparado para ti 12 consejos para aprender a dominar tu Ego:

  1. No te sientas ofendida, no dejes que la conducta de los demás influya en ti, todo a lo que le das el poder de ofenderte contribuye para debilitarte. Cuando buscas ocasiones para ofenderte, no eres tú, es tu ego en acción convenciéndote de que el mundo no debería ser como es, y que solo tú tienes la razón absoluta.
  1. Libérate de la presión de siempre querer tener razón, el ego es fuente de conflictos porque nos empuja a creer que los demás se equivocan.
  1. Deshazte de la necesidad de ganar, empeñarte en ganar solo te hará daño, siempre habrá alguien más estudiado, más fuerte, más joven, más capaz, y si tu energía está enfocada en ganar cuando no lo hagas vas a sentirte insignificante y desdichada.
  1. Cuando te enfrentes a un reto o tarea emocionalmente difícil de realizar, no la postergues, afronta el compromiso, enfócate y resuelve.
  1. Anula de tu vida la ingratitud, porque si no eres agradecida por mucho que logres o adquieras tu ego insistirá en que no es suficiente, cuando abres la puerta de tu alma para que se llene de la energía de la gratitud, será como si te llegara más de lo que deseas.
  1. No le des cabida al sentimiento de culpa o de culpar a los demás, si no lo haces intensificarás la manifestación del ego en tu vida.
  1. Deja ir esa necesidad de ser superior a los demás, trata de ser mejor de lo que tú has sido antes, céntrate en ti, en crecer tú, en evolucionar tú, para sentirte mejor contigo misma, y no te compares con otros, porque sentirte plena no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Cabe destacar, que la superioridad es un pensamiento dañino, que puede ser perjudicial para ti y los que te rodeen.
  1. Si quieres hacer algo Memorable, entonces requieres mantenerte en un aprendizaje continuo. Jamás pienses que no tienes cosas por mejorar.
  1. No le tomes cariño a tu fama, la fama no es lo que eres, sino como los demás te perciben, y por consiguiente no ejerces ningún control sobre eso. Mi recomendación es que pienses de esta forma: “lo que piensen los demás sobre mí no es asunto mío”. Te aseguro que a partir de ese pensamiento vivirás en paz y tranquilidad contigo misma.
  1. Evita el apegarte a lo que logras, ya lo he dicho antes, el apegarte a los resultados no trae nada bueno, es sencillo: tú y tus logros no son lo mismo. Nunca abandones la paz y la gratitud.
  1. El ser humano ha cometido las peores atrocidades por miedo. Así que te recomiendo conectarte con el universo y su energía para disipar el miedo y mirar las cosas con más claridad.
  1. ¿Sabías que el amor es la vibración opuesta al Miedo? Bueno pues comienza a emanar amor para disipar el temor, además, cuando das amor lo recibes de vuelta duplicado.

Bien, una de las cosas de las que debemos ser conscientes es que mientras estemos en este mundo vamos a poder saborear en algún momento tanto el fracaso como el éxito, e incluso hacer todo bien y que aun así debamos afrontar situaciones difíciles.

Es por eso que te animo a aprender a controlar las reacciones producidas por el ego, y a vibrar positivamente ¿Cómo? De la siguiente manera, repite conmigo estas afirmaciones:

  • Estoy en el camino correcto, al ritmo adecuado.
  • Vivo en la abundancia, siempre hay suficiente.
  • Tengo la confianza de hacer lo que amo hacer.
  • Todos tienen su lugar y su misión en el mundo.
  • Soy feliz.
  • Yo creo mi propia realidad.

Recuerda que estoy aquí para ayudarte, y juntas dominar al Ego que tanto quiere sabotear tus deseos de ser la emprendedora que debes ser.

Si quieres saber cómo hacerlo, haz clic aquí ahora.

 

Nos vemos en el siguiente post.

Bendiciones,

Marielys