¿Realmente eres diferente a tu competencia? Esta es una pregunta que debes hacerte como emprendedora de acción que eres.

Porque diferenciarte de marcas que ofrecen servicios parecidos a los tuyos en internet, es una necesidad.  Hay muchísimas personas haciendo negocios en línea y cada día estás compitiendo por la atención de tus clientes potenciales que son constantemente distraídos por cientos de páginas más y de marcas que pueden parecerse a la tuya.

Diferenciarte es lo que va a conseguir que llames su atención y conectes con tu cliente ideal.

Piensa por ejemplo en marcas muy conocidas como Coca- Cola, Apple o Zara.  Cada una de ellas logró marcar una diferencia de sus competidores, a pesar de que ofrecen lo mismo: un refresco, teléfonos móviles y ropa.

En tu caso, como marca de servicios, esa diferencia hará que te empiecen a mirar a ti, que te pongan atención y luego esas personas quiera a decirle sí a aquello que les propones; a esos servicios que has creado de forma estratégica y con todo amor para ayudarlos.

Entonces ¿cómo diferenciarte?

Quiero darte 5 tips para que consigas que tu marca llame la atención y se diferencie.


1. Encuentra aquello que en verdad te motiva

Las marcas que se diferencian tienen en común un porqué muy fuerte, uno que justifica realmente el motivo de fondo por el cual hacen lo que hacen.

Pregúntate y descubre, cuál es el porqué de tu negocio y tus servicios, qué es eso que tanto te mueve.  Encontrar y comunicar tu porqué de forma correcta es el mejor camino para conectar con las personas que te necesitan.

Recuerda que coaches, mentoras, diseñadoras o abogadas hay muchas, pero tú tienes una experiencia de vida única, un conocimiento especial y una forma de ofrecer tus servicios como nadie más.

Es ahí donde debes concentrarte y descubrir qué te hace tan especial como para que tu cliente ideal conecte contigo.

 

2. Trabaja desde tu esencia

Te lo he dicho en otras oportunidades y te lo repito porque realmente si quieres un negocio que se diferencie y te de la vida que anhelas, debes conectarte con tu esencia, con aquello que te define e integra tu pasión, tu talento, tus habilidades, tus principios, tus creencias y tus valores.

Eso nadie te lo puede copiar. Porque cada persona tiene su propia esencia. 

Tengo un post en el que te explico por qué emprender desde tu esencia te dará mejores resultados y puedes leerlo aquí.

 

3. Ofrece tus servicios de forma distinta

No puedes diferenciarte si haces todo igual que los demás.  Parece obvio, pero así como en los negocios en internet hay muchas prácticas que es bueno replicar, la forma en la que entregas tus servicios debe tener tu sello único y especial.

Piensa en maneras originales de ofrecer tus servicios, integra diseños especiales, cuida tu identidad de marca, todo esto además de ayudarte a que conectes y te diferencies, conseguirá que te posiciones mejor en la mente y el corazón de tus clientes.

 

4. Sé fiel a tu propia voz

Así como es importante encontrar tu porqué, es igual de importante lograr expresarlo a tu público.

Podríamos decir que es tan relevante ser como parecer, pues al fin y al cabo si no logras comunicar a tu cliente ideal que tú eres a quien necesita, ¿cómo lograrías convencerle o conectar con él?

Para conseguir esa conexión, nuevamente parte de tu esencia y de aquello que te hace única; define entonces cómo conversarás en tus medios de comunicación con tus potenciales clientes.  

Ponte en los zapatos de ese cliente ideal y pregúntate: 

  • ¿Le hablas a un hombre o a una mujer?
  • ¿Esta persona habla de la misma forma que tú?
  • ¿Tratas a esa persona de tú o de usted?
  • ¿Qué quiere escuchar o leer esa persona?
  • ¿Lo que dices y escribes refleja tu ser o suena forzado?

Todas estas preguntas y sus respuestas te van a dar luces acerca de cuál es la forma en la que debes comunicar tu marca y venderla, siempre desde tu esencia única.

Porque a veces, puede suceder que te gusta una marca y te inspiras en ella, pero terminas perdiéndote a ti misma y a tu estilo en el camino, por eso es tan importante que te conozcas y te enfoques en aquello que te hace especial.

 

5. Cuida a tu cliente

Un cliente feliz con tus servicios es el mayor valor de tu negocio, pues seguramente encontrarás  la forma de que vuelva a adquirir tus servicios y te recomendará. No olvides a ese cliente luego que ya te ha comprado, genera valor para esa persona y mantente siempre dispuesta a ayudarle.

Nada fideliza tanto a un cliente como mantener una relación a largo plazo.

Y si por el contrario, tu cliente tuvo una mala experiencia, aprovecha esa oportunidad para manejar la situación de una manera única.  Tratar de forma inteligente y honesta una situación negativa con un cliente puede convertirlo en un comprador fiel.

Y ahora, ¿cómo saber si te diferencias?

Te recomiendo que empieces a revisar tu marca punto por punto y descubras en qué situación te encuentras actualmente y cuáles son los cambios que debes hacer para llegar al lugar en el que quisieras estar.

Lo cierto es cada día hay más negocios de servicios online, pero si estás leyendo esto es porque te encuentras comprometida con el crecimiento del tuyo y eso te hace diferente a la mayoría.

Ahora pon estos consejos en práctica y hazle saber al mundo lo únicas que son tú y tu marca.

Y si quieres dar un paso más y contar con alguien que te guíe en tu proceso de emprendimiento para dar los pasos más acertados y llegar al éxito, solicita una llamada conmigo y vemos cómo te puedo ayudar.

¡Nos vemos pronto!

Bendiciones,

Marielys